Regurgitación y vómitos

Regurgitación y vómitos en el bebé

¿Qué es la regurgitación?

La regurgitación o reflujo del bebé es la manera que tiene el bebé de eliminar un exceso de comida. Todos los bebés eliminan una pequeña cantidad de la leche que ingieren de tanto en tanto. Cuando se trata de regurgitación la leche generalmente está mezclada con saliva y casi siempre es muy escasa su cantidad, aunque los padres crean que es mucha. Por este motivo se inventaron los baberos, que evitan que manche tu ropa o la del mismo bebé.

¿Qué es el vómito?

Puedes identificar los vómitos de la regurgitación o reflujo si la cantidad expulsada es mayor, con expulsión a chorros de la leche y acompañados de arcadas (vómito eyectivo).

¿Cuándo debería preocuparme?

Si los vómitos están asociados con fiebre o diarrea, como en el caso de gastroenteritis, debes consultar al médico y mientras tanto tratar de administrar agua en cucharaditas de tanto en tanto.

Si los vómitos son de forma reiterada durante el día o sucede con frecuencia impedirá un aumento de peso adecuado. En estos casos debes consultarlo con el pediatra, quién seguramente se encargará de descartar la presencia de una enfermedad que se caracteriza por presentar una disminución en el calibre del orificio de salida del estómago del bebé, llamado estenosis pilórica.

Lo más importante es que el aumento de peso de tu bebé sea el adecuado con respecto a su edad y que orine con frecuencia. No te preocupes de algún vómito aislado o de regurgitaciones un poco más abundantes de tanto en tanto. Trata de alimentarlo más frecuentemente y siempre en un momento que el bebé se encuentre tranquilo.

298 comentarios sobre “Regurgitación y vómitos”

Deja un comentario