Una mamá queda sorprendida luego de que su leche materna se tiñera de color rosa

¿Has notado que el color de tu leche materna tiende a cambiar? ¿Quieres saber a qué se debe? Te contamos por qué se puede volver rosada.

Una mamá queda sorprendida luego de que su leche materna se tiñera de color rosa

La leche materna es un maravilloso regalo de la naturaleza, muy bien apodado oro líquido. Este excelente alimento es perfecto porque posee anticuerpos, células y hormonas que protegen a los bebés de enfermedades, pero también cambia para adaptarse a las necesidades del pequeño. ¿Increíble verdad? ¿Pero qué pasa si tu leche se torna rosa? Verás lo que le sucedió a esta mamá.

Leche materna: ¿por qué puede cambiar de color?

El hecho de que la leche materna cambie para adaptarse a las necesidades del bebé indica también que el color de la misma no siempre será el mismo.

Cuando una madre ve que la leche se torna clara o un poco más oscura es porque el organismo del bebé necesita ciertos elementos que se obtienen mediante la alimentación.

Pero lo sorprendente de todo es que recientemente  una madre escribió en las redes sociales un poco atemorizada porque la leche de su pecho se tornó de un color rosa claro.

El punto de vista médico

Muchas madres no lo saben, pero cuando el bebé se alimenta la saliva transfiere ciertos químicos al cuerpo de su madre y esta a su vez produce leche materna adaptándose a las necesidades del niño. De allí que esta pueda cambiar a un tono amarillo intenso cuando el bebé está pasando por ciertas enfermedades y necesita más anticuerpos.

Ahora bien, este no es el caso ocurrido a esta madre de Australia cuya leche materna se tornó rosa. La mujer prefiere permanecer en el anonimato, pero compartió su experiencia en un grupo de lactancia luego de que su pequeña de 16 meses de edad rechazó por completo el alimento que su madre le estaba dando.

Su hija empezó a decir de manera insistente “¡No quiero más!”, algo totalmente inusual porque la pequeña siempre disfruta cuando su madre le da el pecho.

¿Leche rosa?

Tras el rechazo de su hija la madre observó anonadada que la leche salía en un tono rosa claro, y preocupada empezó a extraerse más leche para ver si se mantenía el mismo color, el cual sorprendentemente permaneció igual. Se puso a pensar en lo que había comido durante el día y recordó que había ingerido mucha remolacha.

“Casi sufrí de un ataque al corazón cuando vi lo que pasaba, hasta que me di cuenta de todas las remolachas que había comido en el día”, comentó la mujer en un grupo de lactancia australiano. La mamá había tomado jugo de remolachas frescas, después comió un sándwich que también contenía este vegetal y terminó el día con remolachas enlatadas.

Colores intensos por la alimentación

La madre indica que no esperaba esta reacción del organismo al comer cierto tipo de verduras y que tengan un drástico efecto en la leche materna. Explicó a los usuarios del grupo que este tono no se debía a sangre porque la orina de su bebé también era rosada.

Con muchas curiosidad, la madre se vio tentada a probarla por sí misma. Aunque ella admitió no tener mucho conocimiento sobre el sabor común de su leche materna, si notó que esta estaba extremadamente dulce, y calmó a los usuarios porque según la Liga de La Leche Internacional (LLLI) “es completamente inofensiva para la bebé y no hay riesgos”.

Según lo expresado por LLLI una madre puede cambiar de alimentación cuando lo desee pero debe tomar en cuenta que esto incidirá en el color de su leche e incluso en el sabor.

Leche verdosa: se relaciona con la ingesta de bebidas deportivas verdes, grandes cantidades de verduras o algas marinas.

Leche naranja: se relaciona con postres, gelatina, frutas o uso de colorantes alimentarios en refrescos.

Las calabazas, zanahorias y ñames influyen en un cambio de color de blanco a azul, rosa, verde, amarillo e inclusive negro.

Color original de la leche

Según la LLLI “el calostro generalmente tiene un color que va del amarillento al naranja. Luego, la leche de transición puede tardar unas 2 semanas para llegar a la leche madura. En ese periodo el color cambia de manera gradual a blanco azulado, pero la leche madura igualmente cambia por medicamentos ingeridos o por la dieta de la madre”.

Esta amplia gama de colores puede sorprender a cualquier madre que no tenga información al respecto y que crea que su leche será siempre blanca.

Si en algún momento llegas a extraer leche verde luego de haber consumido ensaladas o espinacas: no te asustes, es totalmente normal. Y ya sabes, ante cualquier duda siempre consulta con el médico.

Dejá un comentario