Dos mujeres policía rescataron a un bebé recién nacido que habían tirado a un basural

El pequeñito se encontraba dentro de una mochila entre toda la basura. Un joven que sintió el llanto avisó a la policía que llegó inmediatamente al lugar para brindarle asistencia.

El indignante hecho ocurrió ayer en Cañuelas, localidad ubicada en la provincia de Buenos Aires, Argentina.

Todo sucedió cuando un joven de 27 años iba caminando como todos los días a su trabajo hasta que algo le llamó repentinamente la atención. Al detenerse comenzó a escuchar unos ruidos que no llegaba a distinguir y que provenían de un terreno que se utiliza como basural en dicha localidad.

Entonces, comenzó a acercarse y descubrió una imagen nefasta: el ruido que había escuchado era el llanto de un bebé recién nacido que habían dejado dentro de una mochila y tirado al terreno como basura.

El joven, totalmente conmocionado, se dirigió a toda prisa a la comisaría local para denunciar lo que había visto en aquel lugar. Inmediatamente, el personal de la Comisaría de la Mujer y la Familia de Cañuelas, se dirigieron al basural dándole asistencia y contención al pequeñito abandonado.

De acuerdo a los informes policiales, la oficial subinspector Noelia Baiakaia y la subteniente Marcela Bustamante, dos mujeres policías encargadas de las tareas en la Comisaría de la Mujer y de la Familia de Cañuelas, se dirigieron a un armario especialmente equipado para esta clase de emergencias dentro de la comisaría, y se desplazaron de inmediato al lugar realizando todos los procedimientos para asistir al bebé.

“Las policías lo arroparon, le dieron calor y contuvieron al pequeño hasta que llegó la ambulancia. El bebé se encuentra internado en perfecto estado de salud. Estamos recolectando datos e informaciones para determinar quién dejó allí la mochila”, declaró un jefe policial.

El indigente hecho ahora está siendo investigado por la Unidad Funcional N° 1 del Departamento Judicial de La Plata para encontrar al culpable del terrible hecho.

Mira también:  7 imprescindibles en tu maleta para el parto

¡Esperamos que se haga justicia rápidamente! Es lamentable saber que estos casos aún continúan sucediendo en pleno siglo XXI.

Fuente: La Nación

Deja un comentario