Dos gemelas siamesas unidas por su cabeza fueron separadas con éxito

¡Fue el mejor regalo que le pudieron hacer para su primer cumpleaños! La operación duró 11 horas y necesitaron 30 especialistas para la intervención.

Las gemelas siamesas unidas por su cabeza fueron separadas con éxito

La pequeña Erin y Abby Delaneyl, que cumplen un año el próximo mes, fueron separadas con éxito tras una larga cirugía que duró 11 horas. Las niñas estaban unidas por la parte superior de su cabeza, una condición llamada ‘craniopagus’. Es el tipo más raro de unión que se da en gemelos siameses.

Las pequeñas viven en Carolina del Norte, Estados Unidos y se encuentran en perfecto estado de salud. La cirugía tuvo lugar el 7 de junio en el Hospital de Niños de Filadelfia, que ya es reconocido por haber realizado 23 separaciones de siameses con éxito.

Un directivo del hospital comentó recientemente que la cirugía fue cuidadosamente planeada, con monitores e instrumental especialmente marcado con cintas de color violeta y verde para precisar cual le correspondía a cada bebé.

La operación contó con un equipo de treinta profesionales de la salud en una variedad de campos que hicieron posible completar la cirugía exitosamente.

El equipo médico fue dirigido por el neurocirujano Gregory Heuer y el cirujano plástico Jesse Taylor y estuvo formado por médicos, enfermeras y especialistas en neurocirugía, cirugía plástica y reconstructiva, como también de anestesiólogos.

Por fortuna la pequeñitas se encuentran ahora recuperándose favorablemente en la unidad de cuidados intensivos neonatales de la institución.

Según informa un comunicado emitido por el hospital, sus padres, Heather y Riley, nunca dejaron de tener esperanzas desde que se enteraron a las 11 semanas de embarazo que sus gemelas estaban unidas por la cabeza. Desde ese momento comenzaron a buscar atención prenatal especializada.

Las siamesas nacieron 10 semanas antes de la fecha probable de parto a través de una cesárea programada que no tuvo ningún tipo de complicaciones.

Hoy en día, los casos de gemelos siameses son extremadamente raros y las posibilidades de que sobrevivan a una operación de este tipo son pocas. En la actualidad, la mitad de los siameses logran sobrevivir al nacimiento. Sin embargo, un tercio de los bebés que lo hacen, muere dentro de las 24 horas de vida.

Deja un comentario