Madre descubre una extraña mancha en el paladar de su beba y esto fue lo que tenía

La mujer contó su historia en Facebook para concientizar a todos los padres ya que le podría pasar a cualquiera de sus hijos y poner su vida en peligro.

Madre descubre una extraña mancha en el paladar de su beba y esto fue lo que tenía

Las madres suelen ser muy cuidadosas con sus hijos, especialmente mientras son bebés. Encontrar alguna lesión o mancha extraña en el cuerpo de sus niños puede convertirse en una experiencia realmente estresante. Eso fue lo que le pasó a esta madre, quien se llevó un grandísimo susto.

Un descubrimiento capaz de perturbar a cualquier madre

En Carolina del norte, Estados unidos, Darian Depreta, una joven madre, estaba compartiendo con su pequeña cuando notó la presencia de algo que llamó su atención. Se trataba de una pequeña mancha ubicada en el paladar de la niña, la madre nunca antes la había visto, por lo que se alarmó bastante, pensando que podría tratarse de una infección o de algún objeto que la bebé había introducido a su boca.

Luego de intentar removerla de forma directa y posteriormente mediante lavado, sin ningún éxito, Darian decidió llamar a su madre en busca de ayuda, esta al escuchar la noticia pidió a su hija que llevara a la niña al hospital más cercano de inmediato.

Malentendido vergonzoso

Al llegar al hospital, el doctor de turno y la enfermera recibieron a Darian y a su pequeña. Al notar el estado de alarma de la madre comenzaron a revisar a la niña inmediatamente. Luego de varios minutos revisando la mancha, sin tener ningún éxito en removerla, el doctor llegó a la conclusión de que se trataba de una marca de nacimiento, cosa a la que la madre se negó rotundamente. 

Luego de varios minutos durante los que la madre insistió al doctor para que volviera a revisar a su hija, este aceptó, pero en esta ocasión encargó a la enfermera que lo acompañaba hacer un raspado de tejido sobre la mancha de la bebé.

Durante este proceso, el doctor revisó más de cerca la mancha, notando que en un costado de la misma había un espacio de color blanquecino. El doctor pidió a la enfermera que hiciera el raspado sobre dicho espacio.

Luego de un momento de que la enfermera comenzara a raspar en esta zona, la supuesta mancha se desprendió. Resultó ser un trozo de cartón que había quedado pegado al paladar de la niña.

Cuidado con lo que se llevan los niños a la boca

Al descubrir que la mancha siempre había sido un trozo de cartón, la madre se sintió aliviada, pero a su vez avergonzada con los doctores por todo el alboroto que había formado y por el descuido que significaba la aparición de dicho objeto dentro de la boca de su bebé. 

Darian contó su historia a través de su cuenta de Facebook, la misma fue recibida como una anécdota graciosa. La madre afirma que nunca más volverá a ese centro médico por la vergüenza que pasó.

Conociendo la experiencia de Darian y su pequeña, podemos sacar una reflexión. En sus primeros años, los niños tienen a llevar todo a sus bocas, esta es su forma de explorar y conocer el mundo para ellos, sin embargo, es tarea de los padres estar atentos a que no se hagan daño en el proceso de aprender.

Deja un comentario