Dos pediatras salvaron la vida de un bebé por WhatsApp

La niña había llegado con su familia a Punta Cana con el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), pero en el país no se conocía esa enfermedad.

Una familia de Comodoro Rivadavia, los Román, viajaban a Punta Cana para pasar unas vacaciones cuando notaron que Federica, su hija de casi dos años, tenía diarrea.

Al llegar al hotel la llevaron a la salita para hacerle un control y se encontraron con que los médicos no sabían de qué se trataba, entonces la derivaron a la clínica La Romana. En ese lugar, los médicos afirmaron que la beba podría tener amebas (microorganismos que viven como parásitos en intestinos de humanos y perros), pero era muy raro, ya que esa es una enfermedad de Punta Cana y la nena había viajado con diarrea desde acá.

Fue ahí cuando Tamara, su mamá, se comunicó con dos pediatras que su hermano conocía en San Pedro, Liliana y Francisca. Las médicas consiguieron enseguida los resultados de los análisis y afirmaron que Federica presentaba una afección llamada síndrome urémico hemofílico (SUH), enfermedad que allá no se conoce.

En ese momento, Federica fue trasladada a una clínica privada donde la estabilizaron con transfusiones y diálisis, hasta que un avión sanitario la trajo de nuevo a la Argentina. Acá aterrizó en el Hospital Italiano y estuvo una semana en terapia intensiva.

Cuando la niña fue dada de alta, toda la familia viajó a San Pedro para conocer a las pediatras y agradecerles el favor que le salvó la vida a Federica. Si bien aceptaron el agradecimiento, no quieren ningún tipo de reconocimiento extra ya que afirman que solo hicieron su trabajo.

¡Felicidades por el final feliz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *