Profesora de natación arroja a un bebé de 8 meses a la piscina y genera gran controversia en redes

El video muestra la mujer tirando al pequeñito repentinamente al agua para que aprenda a flotar y nadar.

Una madre de Colorado llamada Krysta Meyer ha provocado mucho revuelo después de publicar un video en TikTok de su hijo Oliver de 8 meses aprendiendo a nadar. En el clip, su profesora de natación arroja al bebé a la piscina como parte de la técnica de flotación. 

El video también se hizo viral en Twitter, donde suscitó un debate sobre la técnica. Mientras que algunos expertos se pronunciaron contra el método, otros afirmaron que es seguro porque los bebés pueden flotar por instinto.

¿Qué dice la escuela de natación sobre la técnica?

En respuesta al alboroto, el copropietario de la escuela de natación de Oliver, Little Fins, dijo a BuzzFeed News: “Toda la premisa detrás de lo que hacemos es la seguridad. Enseñamos a los niños de 8 meses a evaluar su situación y encontrar una estrategia de salida [del agua]. Sé que parece una locura”.

Según este medio, Armstrong entrena a sus profesores durante meses para impartir esta clase especializada, denominada “clase de supervivencia infantil”, pensada para niños de hasta 6 meses. El objetivo de la técnica es enseñar a los bebés a nadar y sentirse tan cómodos en el agua que sepan cómo reaccionar de manera segura si se caen al agua.

¿Qué dicen los pediatras?

La Dra. Gina Posner, pediatra del Centro Médico Memorial Care Orange Coast en Fountain Valley, California, explica que los instructores capacitados por el programa ISR no solo tiran al bebé al agua: “Esa es la prueba final. Le enseñan al bebé a voltearse sobre su espalda y flotar si están en el agua” dice la Dra. Posner.

Esta es en realidad una lección muy importante para que aprendan los bebés y niños, especialmente para cuando están cerca del agua o si tienen una piscina en su casa. “Esto salvó muchas vidas hasta ahora” afirma la doctora.

No todos los médicos están de acuerdo con este método solo

La Dra. Hess se hace eco de la postura de la Asociación Americana de Pediatría (AAP) recomendando un abordaje múltiple para evitar el ahogamiento, que es la principal causa de muerte accidental en niños de 1 a 4 años. 

Este enfoque implica varias medidas de seguridad: como garantizar que las piscinas estén cercadas, que haya alarmas de caída al agua, alarmas de puertas y portones, cubiertas de piscinas colocadas correctamente en su lugar, y que los niños estén siempre vigilados por un adulto. 

¿Cómo evitar que los niños se ahoguen?

La AAP recomienda que todos los niños mayores de 1 año deben aprender a nadar. La organización también señala que la participación en clases de natación infantil puede reducir la probabilidad de muerte por ahogamiento en un 88%.

Si deseas que tus niños aprendan a nadar antes de que cumplan 4 años puedes inscribirlos sin problemas en este tipo de clases de natación.

La Dra. Amna Husain, pediatra certificada y fundadora de Pure Direct Pediatrics dice lo siguiente: “Recomiendo encarecidamente las clases que incluyen ‘supervisión táctil’, donde un adulto siempre esté muy cerca manteniendo el contacto con el bebé”.

El Dr. Husain agrega que una vez que un niño está por cumplir los 4 años y ha aprendido a flotar o salir de la piscina, puede desarrollar esas habilidades con movimientos más avanzados. 

Si tus niños aprenden a nadar a temprana edad, entonces te espera un verano lleno de aventuras familiares de natación.

¡A disfrutar de la playa o la piscina y a pasarlo de lo mejor con la familia!

Deja un comentario