Aprende a contar los movimientos del bebé durante el embarazo

Contar el movimiento fetal puede ayudar a detectar y prevenir complicaciones antes de que afecten la salud del bebé.

Aprende a contar los movimientos del bebé durante el embarazo

Una de las mejores maneras que tiene una mamá para averiguar cuál es el estado de salud de su bebé durante el embarazo, es contar el movimiento fetal.

Esta técnica es una manera de identificar algunos problemas que pueden afectar su salud antes de que su frecuencia cardíaca se vea afectada y aparezcan riesgos aún mayores para su salud.

Existen diferentes maneras para contar los movimientos del bebé, así que primero te sugerimos consultar a tu médico por si tiene alguna sugerencia específica de acuerdo a tu caso particular.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) sugiere medir cuánto tiempo tardas en contar un total de 10 movimientos a partir de las 30 ó 32 semanas de embarazo.

Para esto, encuentra el momento del día donde tu bebé se encuentra más activo y cuenta el número de patadas, balanceos, vueltas, golpes o cualquier otro tipo de movimiento que sientas dentro del útero.

Si ves que el bebé se mueve poco, intenta recostarte sobre el lado izquierdo ya que esta posición aumenta el flujo sanguíneo para que se mueva o bien toma una bebida azucarada.

Toma nota de la cantidad de movimientos que sientes dentro de una hora.  Si no has llegado a contar 10 movimientos luego de dos horas, espera una hora y vuelve a intentarlo. Si luego de este tiempo no llegaron a diez llama a tu médico para verificar que todo esté en orden.

Debes repetir diariamente, y aproximadamente dentro del mismo horario,  el conteo de sus movimientos, teniendo en cuenta y anotando cuando haya cualquier tipo de irregularidad. Si notas algún cambio importante, contacta a tu médico y coméntale cómo han variado los movimientos.

Mira también:  Atención temprana: 15 consejos para el desarrollo integral del bebé y el niño

Contar los movimientos del bebé no sólo puede prevenir muchas complicaciones fetales sino que además, es una gran manera de comenzar a fortalecer el vínculo madre e hijo de forma temprana.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *