¿Conviene esperar hasta las 12 semanas para dar la noticia del embarazo?

Este tiempo impuesto por la sociedad indica a las madres que no deben dar la noticia del embarazo durante el primer trimestre. ¿Pero por qué? Te contamos los pros y los contras de seguirla.

¿Conviene esperar hasta las 12 semanas para dar la noticia del embarazo?

Cualquier mamá sabe bien lo difícil que es el primer trimestre de embarazo. Se presentan mareos, vómitos, náuseas, cansancio y una gran sorpresa al asimilar que llevas dentro de ti un ser humano. Además surge una gran duda: ¿debería esperar hasta las 12 semanas para compartir la noticia de mi embarazo?

Primer trimestre: semanas inciertas

Muchos especialistas han coincidido en que las primeras 12 semanas de embarazo tienden a ser bastante inciertas ya que los abortos espontáneos son muy comunes y normalmente las anomalías tienden a detectarse en este tiempo.

De hecho, 1 de cada 4 embarazadas aborta de forma involuntaria, por lo que muchas familias se lamentan en soledad por haber perdido a sus pequeños y normalmente no gozan del apoyo necesario para superar este difícil trance.

¿Es necesario desechar la regla de las 12 semanas?

La regla de las 12 semanas es una ley no escrita y que está avalada por la sociedad en la que se les indica a las mujeres que no deben dar la noticia de su embarazo superado el primer trimestre del mismo. Esto con el fin de evitar que otros se enteren en caso de que ocurra una anomalía durante este periodo o para no generar expectativas.

Ahora bien, un consejero en Upstairs Coaching, llamado Alex Kingsmill, ha explicado que entiende bien las razones por la que la mayoría de las mujeres decide esperar este tiempo para compartir la noticia. Sin embargo, el sostiene que existen muchos más beneficios de anunciarlo antes de este tiempo, incluso si el embarazo no ha sido planificado.

Y esto por una sencilla razón: “En caso de que la mujer llegue a perder de forma involuntaria el embarazo y ya ha compartido la noticia, podría darse cuenta prontamente de que será mucho más sencillo hallar el apoyo de otras personas” indica el especialista.

Mira también:  31 semanas de embarazo

Compartir la noticia antes tiene varias ventajas

Decir antes que estás embarazada puede ayudarlas a evitar mentir mientras pasas por este proceso. Alex explica: “Si otros ya se enteraron de que [la mujer] está embarazada, ella se puede sentir en completa libertad de pedir agua durante la cena, en vez de fingir que está bebiendo vino; además puede hablar con sus amigos sobre la elección de alimentos”.

Además, cuando se comparte la noticia es mucho más sencillo pedir ayuda. Para nadie es un secreto que este primer trimestre resulta agotador para la mujer debido al gasto físico. El dar la noticia prontamente facilita el pedir ayuda y a la vez expresar como te sientes.

¿Qué hacer si soy muy reservada?

Si eres una mujer reservada y odias aquellas conversaciones en las que debes responder preguntas sobre el desarrollo del bebé desde el principio, entonces puede que seguir la regla de las 12 semanas sea lo más adecuado para ti.

“En este caso, mantener esta noticia reservada hasta estar bastante seguros del progreso del embarazo, los hace sentir mucho más tranquilos porque les resultaría incómodo hablar sobre una pérdida realmente difícil”, indica Alex.

Lo cierto es que cada mujer es diferente y la embarazada en cuestión es la única que puede determinar en compañía de su pareja, si es mejor hablarlo o esperar un lapso de tiempo prudencial.

Una experiencia real 

Josie Love es una joven que tuvo dos abortos espontáneos y relató lo siguiente: “Al perder a mi bebé que sólo tenia 9 semanas quedé devastada. Durante semanas había luchado con malestares y mi trabajo estaba en peligro, así que nadie supo por lo que estaba pasando cuando sufrí esa pérdida”.

Mira también:  Una luz rosa en el transporte público avisa si una embarazada necesita el asiento

Y añadió lo siguiente: “Me tomó 6 meses recuperarme y estaba trabajando por debajo del promedio, tuve suerte de no perder el trabajo. Además tuve que lidiar con mis amigos que me preguntaban todo el tiempo qué tenía. Era una soledad indescriptible y un vacío sin precedentes”.

Seis meses después, Josie volvió a quedar embarazada y abordó la situación de un modo diferente. Esta vez les contó a todos sus familiares y amigos que estaba embarazada. “Aunque perdí a mi bebé 8 semanas después no me sentí tan sola. Estaba destrozada pero todos me animaron, y hasta mi jefe me dio descanso por unas semanas, todos se unieron para ayudarme”.

¿Qué debería hacer?

Lo anterior es una clara prueba de que la regla de las 12 semanas puede ser una simple imposición de la sociedad ante un embarazo. Sin embargo, si eres madre y no sabes qué hacer, resulta muy importante que evalúes bien tus circunstancias y analices los pros y los contras para tomar esta decisión.

Es vital que recuerdes que “tus familiares y amigos tienen el derecho de ir en este viaje contigo”, asegura Sally-Anne, psicóloga experimentada. Sea como fuere, tu comportamiento siempre afectará a quienes te rodean, lo sepan o no. Así que es mejor hacérselo más fácil, será un alivio para todos.

Deja un comentario