Un impresionante video muestra a una mamá atendiendo su propio parto y sin asistencia

El tierno momento del parto ya no será lo mismo luego de que veas este emocionante video. Esta súper mamá demuestra que sola también se puede.

Un impresionante video muestra a una mamá atendiendo su propio parto y sin asistencia

El nacimiento es casi sinónimo de muchos enigmas. Existe mucho misterio, miedo e incluso toda una visión tierna y romántica en torno al hecho de dar vida. Por eso, cuando un video muestra a una madre dando a luz por sí sola, llama inmediatamente la atención de todo el mundo.

Una publicación que antes era censurada

El video fue publicado en Instagram en 2015 por Sarah Schmid. Sin  embargo, fue recientemente que volvió a generar mucha atención y se volvió viral. Esto pudo ocurrir gracias al cambio de políticas en Instagram, según las cuales ahora pueden compartirse imágenes de mamás amamantado o dando a luz.

Sarah tenía un atraso de una semana en su fecha de parto cuando comenzaron las contracciones, terminando en un alumbramiento con la única compañía de un cámara que registro todo el proceso.

“No esperaba que las cosas ocurrieran tan rápido. Hace unos minutos estaba dormida” dice Sarah en el video. “Pensaba permanecer en cama mientras pudiera, pero luego de la última contracción pensé que mejor era levantada”.

La madre planeaba llenar una bañadera con agua tibia para ayudar con las contracciones. Pero por lo visto su bebé tenía una idea muy diferente a la de su mamá.

“Comenzó a llorar fuertemente”

La experimentada mamá pudo dar a luz de pie apoyada entre un estante de libros, al que se lo ve muy inestable, y la bañadera. Mientras se balanceaba  de atrás y hacia adelante en cada contracción, y cuando supo que era el momento justo, pujó con toda su fuerza para dar a luz a su bebé.

Es bastante impactante de presenciar, sin embargo, es la realidad por la que pasan muchas mamás: un momento doloroso, complicado pero a la vez muy hermoso.

Sarah estaba decidida en realizar su parto sin ningún tipo de asistencia y por lo que podemos ver lo logró por completo. El pequeñín no parecía estar muy de acuerdo con la situación, pero al rato se calmó.

“Desperté a mi esposo y 25 minutos después nuestro tercer hijo había nacido” comentó Sarah en su blog. “Empezó a respirar inmediatamente después de haber salido, lo cargué y comenzó a llorar fuertemente”.

Pero dejémonos de preámbulos y mejor mira el video aquí abajo.

¡Gracias  Sarah por compartir este maravilloso momento de tu vida!

Dejá un comentario