¿Sabes a cuántos kilos equivale una patada del bebé en el útero de la madre?

Un estudio pudo cuantificar la fuerza de la patada del bebé en kilogramos entre las 20 y 30 semanas del embarazo, señalando además que es un indicador de su estado de salud.

Cuando una embarazada comienza a sentir los movimientos del bebé en la panza, queda sorprendida por esa extraña sensación. Y es que nunca ha sentido a nadie “acariciarla” así desde dentro.

No obstante, con el correr de los meses, estas caricias se vuelven patadas, y la impresión es mucho más notable. La vivencia es tan íntima que es difícil que otra persona se imagine cómo puede sentirse este efecto dentro del vientre.

Un estudio midió la fuerza con la que patea el feto

La investigación realizada por el Imperial College of London y publicada recientemente en el Journal of the Royal Society nos da una idea de lo que puede llegar a percibir una embarazada cuando su bebé patea.

El estudio es el primero que cuantificó las patadas del feto en el útero utilizado una técnica que combina imágenes obtenidas por resonancia magnética con imágenes computarizadas.

Se descubrió que la fuerza de las patadas aumenta gradualmente desde las 20 semanas hasta las 30 semanas de embarazo, con una fuerza que escala de los 2,95 kg  a los 4,54 kg.

Las patadas son un indicador de un buen desarrollo óseo

Por otro lado, los investigadores también descubrieron que el estrés al que son sometidos los huesos del feto por el impacto, colaboran son su desarrollo óseo y articular. De modo que las patadas de los bebés en el útero son un indicador de buena salud.

 

Imágenes computarizadas de huesos de un feto de 20 semanas (izquierda) y de 30 semanas (derecha).

En general, los bebés patean fuertemente hasta las 30 semanas de embarazo y luego sus movimientos comienza a mermar. Los especialistas descubrieron que luego de este período, el bebé comienza a patear con menos fuerza, precisamente a 1,36 kg por patada.

Mira también:  1 semana de embarazo

Esto sucede porque el ambiente intrauterino se vuelve cada vez más chico por el crecimiento del bebé, restringiendo sus movimientos cada vez más a medida que se acerca la fecha probable de parto.

Se sugiere contar los movimientos del bebé para controlar su estado de salud general

Los obstetras recomiendan contar los movimientos del bebé desde las 28 semanas de embarazo para controlar su estado de salud. Si su actividad habitual disminuye o se detiene, se debe consultar inmediatamente al médico para descartar cualquier complicación del embarazo.

Deja un comentario