Sufrimiento fetal

Puede presentarse en dos variantes: agudo o crónico. Un control correcto durante el embarazo y el trabajo de parto es fundamental para detectarlo.

Sufrimiento fetal

¿Qué es el sufrimiento fetal?

Seguramente habrás escuchado hablar de este término en reuniones de mamás o en el curso preparto, pero es importante que conozcas que puede significar diferentes cosas. En términos simples podríamos definir sufrimiento fetal como el fenómeno que ocurre cuando por alguna razón el bebé intraútero no recibe el oxígeno y/o el alimento adecuado para su normal desarrollo. Puede presentarse en dos variantes: agudo o crónico.

Sufrimiento fetal agudo

El sufrimiento fetal agudo es el que se produce cuando la falta de oxigenación del bebé se genera en forma brusca. Es el que suele detectarse durante el trabajo de parto y en general el factor desencadenante es la presencia de contracciones a las cuales el bebé no se adapta.

Con menos frecuencia puede aparecer fuera del trabajo de parto y se asocia por ejemplo a un accidente con el cordón umbilical (nudo real) o una alteración en la placenta (desprendimiento de placenta).

Es importante que sepas que, durante el trabajo de parto, se realiza un monitoreo electrónico del bebé que está justamente destinado a detectar este evento antes de que pueda determinar un perjuicio para su salud.

El sufrimiento fetal agudo es una urgencia obstétrica, cuando es diagnosticado es indicación de apresurar el nacimiento del bebé a fin de evitar que esa falta de oxígeno pueda dañarlo. En general la causa que lo produce no es modificable y en consecuencia el bebé debe nacer cuanto antes.

Mira también:  Desarrollan una pulsera para que el padre pueda sentir los movimientos del bebé

Sufrimiento fetal crónico

Se produce cuando la falta de oxigenación y de aporte de nutrientes se instala en forma lenta, dándole tiempo al bebé a acostumbrarse a este medio desfavorable. Generalmente se asocia con disminución del crecimiento del bebé, es decir bebés con menor peso para su edad gestacional y la causa más frecuente es la hipertensión arterial, pero puede darse por otras razones.

El sufrimiento fetal crónico, no es una urgencia obstétrica sino una indicación de extremar los controles del bebé e intentar modificar la causa que lo provoca hasta que el bebé sea lo suficientemente maduro para nacer.

¿Cómo se pueden evitar complicaciones en el bebé?

Un control correcto durante el embarazo es fundamental para detectar un sufrimiento fetal crónico. Un control correcto del trabajo de parto, mediante el monitoreo fetal, es fundamental para detectar un sufrimiento fetal agudo y evitar daño en el bebé.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

207 comentarios sobre “Sufrimiento fetal”

  1. mi kuadro es el siguiente mi hija tubo un exelente embarazo solamente ella sufrio de diabetes gestacional totalmente controlada, llego su dia de partotodo bien normal desde 9:30 comenzo a dilatarse le rompierom la bolsa km alas 12 o 14 hrs. en estos momentos no lo rekuerdo… le hicieron tener su guaguita a las 17:55 kuando nacio vimos pasar encubadora y muxo movimiento en neonatologia del hospital parrokial de sn bdo. dspues sale el medico y me dice k taba toodo bien hasta k le hicieron tener su bebe y k venia cansadito palabras textuales del mediko k no usaron forcep pero k tubieron k ponerle komo unos paletas para k mi hija se habriera y pudira salir el ni

  2. hola estoy en la semana 35 del embarazo y estoy sifriendo mucho de picazon en el cuerpo me he realizado todos los controles que el doctor me a pedido en en los estudios normales se puede detectar si tengo esta enfermedad . desde ya gracias

  3. es muy bueno sobre toda para estudiantes que les toca investigar estos temas eso si deberian complementar con mas informacion con causas tratamiento y todo eso pero muy bueno el sitio.

  4. el control de mi embarazo lo lleve con 2 medicos (uno en el publico y otro en particular) en la semana 36 en el publico me hicieron un chequeo y todo era normal, incluso me dieron cita para la semana 37 (me mandaron mi primer ultrasonido) que todavia me faltaba, y en el particular me mando mi 3er. ultrasonido en donde salio que mi placenta se estaba calcificando, por lo que en esa semana a mas tardar mi nena tenia que nacer (mi intencion era atenderme en el publico), sin embargo en la revision mi bebe empezo a presentar taquicardia, por lo que tenia que nacer en unas cuantas horas para evitar el sufrimiento fetal, afortunadamente no hubo mayores complicaciones y mi nena esta muy sana, y todos los dias agradezco a dios que las circunstacias fueron favorables, pero si me hubiera quedado con el diagnostico del publico otra historia seria, mas aun que no presente ningun sintoma de parto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *