Zinc

Zinc durante el embarazo

¿Qué es el zinc?

El zinc es un mineral que es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema reproductivo y el desarrollo fetal, ya que además de ser responsable de la calidad del esperma y óvulos, contribuye en el rápido crecimiento del bebé durante el embarazo.

Además, mejora la actividad cerebral e interviene en la síntesis de proteínas, cumple funciones aliviando alergias, aumenta la inmunidad natural contra infecciones bacterianas, mantiene el sentido del gusto y el olfato y contribuye en la cicatrización y regeneración de tejidos.

¿Cuál es la dosis recomendada?

La dosis recomendada es de 11 mg. diarios durante el embarazo y 12 mg. diarios durante el período de lactancia.

¿Debo tomar un suplemento?

Con una dieta saludable, variada y equilibrada obtienes la cantidad de zinc requerida por el organismo, por lo que no es necesario ningún suplemento. Sin embargo, se recomienda suplementar a aquellas personas con dietas vegetarianas o con bajo consumo de carnes. En estos casos la ingesta de un suplemento multivitamínico prenatal contiene una cantidad adecuada.

¿Qué alimentos contienen zinc?

La fuentes con mayor contenido de zinc son las carnes rojas, el hígado y los cereales fortificados. También se encuentra en pescados, crustáceos, mariscos, yema de huevo, leche, remolacha, lechuga, coles, zanahoria, tomate, champignon, espinaca, durazno y naranja.

¿Cuáles pueden ser los síntomas de su déficit?

Las dietas deficientes en zinc se asocian a pérdida del cabello, diarrea, pérdida del apetito, irregularidades menstruales, retraso en el crecimiento, pérdida de gusto y olfato, cicatrización defectuosa, retraso de crecimiento uterino y anemia.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

270 comentarios sobre “Zinc”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *