Científicos descubren un técnica para engendrar embriones sin la necesidad de óvulos

¿Ya no serán necesarias las mujeres? El estudio permitiría a dos hombres tener hijos con la carga genética de ambos progenitores.

Científicos descubren un técnica para engendrar embriones sin la necesidad de óvulos

Un grupo de científicos descubrió un método para producir embriones humanos sin la necesidad de fertilizar un óvulo femenino. La técnica permitiría que dos personas del mismo sexo puedan tener un bebé a partir de su propio ADN.

El descubrimiento refuta lo que se conocía hasta ahora en embriología

Siempre se pensó que el óvulo era el responsable de los cambios que afectan al espermatozoide en el proceso de división celular por el cual se transfiere sólo la mitad del número de cromosomas masculinos. De esta forma, cuando un espermatozoide y un óvulo se fusionan, se forma una cadena genética completa con la mitad del ADN materno y paterno.

Sin embargo, un estudio realizado en la Universidad de Bath, Inglaterra, y publicado en la revista científica Nature, ahora revela que los embriones también podrían generarse a partir de cualquier célula que contenga todos sus cromosomas. Esto significa que cada célula del cuerpo humano tendría el potencial de ser fertilizada por un espermatozoide para producir un embrión.

El Dr. Tony Perry es embriólogo molecular y autor principal del estudio. A finales de 2016, The Telegraph informó que su descubrimiento desafía los conocimientos anteriores recogidos desde 1827 por los científicos a lo largo de la historia, ya que antes se creía que para generar un embrión era necesario un óvulo y un espermatozoide.

“Estamos hablando de diferentes formas de crear embriones. Imagine que puede tomar células de la piel y hacer embriones a partir de ellas. Esto tendría todo tipo de utilidad” dijo el Dr. Perry.

¿En qué consistió el experimento?

Para los experimentos iniciales, los científicos utilizaron químicos especiales que “engañaron” al óvulo para que “piense” que había sido fertilizado y se inyectaron núcleos de esperma en estos embriones químicamente modificados antes de su primera división celular.

Mira también:  Infertilidad masculina

Aunque los investigadores comenzaron con un óvulo para el experimento, no creen que este sea necesario para generar el mismo proceso. En teoría, este procedimiento debería funcionar con cualquier célula de un animal, siempre que la mitad de sus cromosomas sean eliminados previamente para permitir que se fusionen con los cromosomas del espermatozoide.

Ya se han creado tres generaciones de ratones que se encuentran en perfecto estado de salud utilizando este método. Muchos ya han tendido descendencia por sí mismos, lo que implica un buen estado de salud genética.

El Dr. Perry dijo que su equipo ya está dispuesto para dar el siguiente paso: tratar de producir crías de ratón vivas de otras células que no sean óvulos, como las de la piel.

La fertilización asistida y las consecuencias éticas para el futuro

La revolucionaria técnica permitiría a las mujeres con problemas de fertilidad la posibilidad de tener sus propios hijos, como también, ayudarlas a tener descendencia más adelante en la vida, cuando sus óvulos ya no son viables.

Sin embargo, también se plantea la posibilidad de que, por ejemplo, dos hombres puedan tener un hijo cuyo ADN sea la mitad de cada uno de los padres, aunque una mujer aún tendría que ser la subrogante para gestar al bebé por nueve meses.

Por otro lado, un hombre incluso podría fertilizar sus propias células para producir descendencia que contenga una mezcla de genes heredados de él y de sus padres.

El Dr. Paul Colville-Nash del Consejo de Investigación Médica que financió el estudio, dijo: “Esta es una investigación muy interesante que puede ayudar a entender más acerca de cómo comienza la vida y qué es lo que controla la viabilidad de los embriones, mecanismos que pueden ser de importancia para la fertilidad. Tal vez hasta podría tratar la infertilidad, aunque eso es algo todavía muy lejano”.

Deja un comentario