Fertilización in vitro (FIV)

Fertilización in vitro (FIV)

¿Qué es la fertilización in vitro (FIV)?

La fertilización in vitro (FIV) es una técnica de reproducción asistida que se realiza mediante la fecundación de los óvulos con los espermatozoides pero en el ámbito del laboratorio. De este modo, se obtienen embriones que serán depositados posteriormente en el útero de la paciente. El objetivo es conseguir que el tratamiento concluya en el deseado embarazo, pero también es importante que la pareja atraviese éste proceso como algo simple, sin molestias físicas, con ilusión y confianza en su equipo médico.

¿Este tratamiento es el adecuado para mi problema de infertilidad?

La fertilización in vitro puede ayudarte a concebir si tienes problemas de ovulación (como ciclos irregulares) o si las trompas de Falopio están bloqueadas. También si tu pareja cuenta con una baja calidad de espermatozoides o si probaron con otros métodos y no alcanzaron el éxito buscado, ésta técnica puede ser de gran ayuda.

¿En qué consiste el tratamiento de fertilización in vitro?

El primer paso será tu preparación individual, por parte de los profesionales, considerando cuestiones como edad, niveles hormonales, estado de salud en general y antecedentes ginecológicos, entre otros factores. En este período se tomará en cuenta tu ciclo menstrual para evitar la ovulación espontánea. Esto se logra mediante la inyección de un medicamento encargado de regular la liberación de las hormonas de la ovulación. Su efecto es “engañar” a la hipófisis para que deje de segregarlas.

Simultáneamente se llevará a cabo un seguimiento, mediante ecografías transvaginales, para controlar el crecimiento de los folículos del ovario (sitio donde madura el ovocito) a través del uso de estradiol, una hormona que se produce en el folículo. Con base en esto, se irá regulando las dosis de gonadotrofinas que deberá recibir cada paciente.

La extracción de los óvulos maduros se realizará mediante la aspiración de los folículos, introduciendo una cánula especial por el fondo de la vagina. En general, se estimula a los ovarios para que generen más de un óvulo. Para ello se modifican las dosis hormonales que intervienen de forma natural en el control del ciclo ovárico, aumentando el número de ovocitos que maduran en un mismo período, que normalmente son entre 10-12 por ciclo.

Posteriormente serán inseminados en el laboratorio, poniéndolos en contacto con una concentración adecuada de espermatozoides para que ellos mismos realicen todo el procedimiento de fecundación como lo harían de forma natural. Para esto depositarán lo ovocitos en minúsculas gotas de un fluido, similar al que existe al interior de las trompas de Falopio, encargado de llevar a los espermatozoides hasta los óvulos.

Los óvulos fecundados con éxito iniciarán la división celular, transformándose en embriones que se transferirán al útero o a las trompas de Falopio. Es común que llegada esta instancia muchos mueran, por lo cual se requiere de una buena cantidad. Esto también puede implicar, en algunos casos, que el resultado sea un embarazo múltiple.

¿Cuándo sabré si estoy embarazada?

Podrás realizarte un test de embarazo alrededor de 2 semanas después de que tus embriones sean colocados en el útero.

¿Cuánto dura el tratamiento?

Terminar un ciclo de FIV lleva de 4 a 6 semanas. Debes considerar que primero tus óvulos tendrán que madurar. Luego te extraerán los ovocitos y tu pareja acercará al consultorio médico su muestra de semen, para más tarde realizar la fertilización in Vitro. Por último, alrededor de 5 días después de haber realizado este procedimiento, asistirás a la clínica en la cual te realizarán la transferencia de los embriones en el útero o en las trompas de Falopio.

¿Es un tratamiento doloroso?

No es un tratamiento doloroso, de hecho la gran mayoría de las pacientes coinciden en señalar que lo peor es la ansiedad producida a lo largo de las diferentes fases del ciclo, especialmente cuando los embriones ya se han depositado en el útero y se espera el resultado. Por eso, antes de iniciar el ciclo las parejas deberán entrevistarse con una psicóloga especialista en la materia.

¿Cuáles son las probabilidades de realizar con éxito este tratamiento?

Los resultados de la FIV varían drásticamente de acuerdo con las edades y la fertilidad de las parejas. En estos casos, las mujeres más jóvenes tienen generalmente óvulos más sanos y probabilidades más altas de éxito. En promedio, tienes el 35% de posibilidades de conseguir un embarazo y el 28% de tener un bebé con cada ciclo de tratamiento.

¿Qué riesgos conlleva la realización del procedimiento?

Este suele ser un procedimiento de bajo riesgo, aunque entre los más comunes figuran la hiperestimulación ovárica, los embarazos múltiples, el embarazo ectópico, el aborto espontáneo y aquellos originados por la punción. De todos modos, estas complicaciones se dan en un muy bajo porcentaje.

¿Cuánto cuesta realizar este tratamiento?

En la Argentina llevar a cabo un tratamiento de este tipo cuesta entre $ 1.500 y $ 5.000 (pesos argentinos). Mientras que en los Estados Unidos un ciclo de FIV ronda los $ 12.400 (dólares estadounidenses), en España entre 3.000 € y 5.000 € y en México va de los $ 20.000 a los $ 65.000 (pesos mexicanos).

2.535 opiniones en “Fertilización in vitro (FIV)”

Deja un comentario