Fotografían a una bebé con 1.616 jeringas tras una larga lucha contra la infertilidad

El ejemplo de esta pareja es realmente inspirador y la imagen para celebrarlo es emocionante. Sin duda, un mensaje de esperanza para quienes tienen dificultades de tener un hijo.

Samantha Packer, reconocida fotógrafa de Family Photography es la autora de un conmovedor retrato que coloca a una recién nacida rodeada de una composición poco convencional para representar las alegrías y dificultades que puede conllevar tener un hijo.

Una fuerte lucha que tuvo su premio

A Patricia y a Kimberly O’Neill les llevó más de 4 años intentar concebir, resultando en una dura lucha para ambas. Esto incluyó 7 intentos de fertilización in vitro (FIV), 3 abortos espontáneos y 1.616 inyecciones.

Luego de tantos intentos lograron concebir una niña, y en agosto de este año le dieron la bienvenida a la pequeña London. Para la fotografía, sus padres de inspiraron con otros retratos de recién nacidos e intentaron crear una imagen única, así que se acercaron a Packer con este propósito.

Idea fantástica

La idea incluía agregar en la foto todas las agujas que se habían utilizado durante el tiempo que duró el tratamiento, a fin de mostrar todo el trabajo y la dedicación que dio lugar a la llegada de la pequeña London. La fotógrafa pasó más de una hora arreglando las 1.616 agujas para colocarlas en forma de corazón.

Las jeringas de la parte externa del corazón representan los procedimientos realizados por FIV, mientras que la parte interna contiene todos los procedimientos de anticoagulación que se llevaron a cabo dos veces al día para poder concebir.

En el centro se puede observar a London envuelta en telas con los colores del arco iris para representar que la pequeña es el luz de la familia. “Sabía que esta foto sería especial, cuando la tomé todos estábamos llorando”, recuerda Packer.

Mira también:  Poliquistosis ovárica: una enfermedad que puede afectar la fertilidad de la mujer

La fotografía se vuelve viral

Packer compartió la imagen en sus redes y se volvió viral. “No me di cuenta del profundo impacto que tendría en los demás” comentó. La imagen se ha vuelto todo un símbolo de apoyo a favor de aquellos que luchan en contra de la infertilidad.

“Tal vez haya otra pareja que esté pasando por lo mismo que vivimos nosotros. Debes saber que hay una esperanza al final del camino, solo tienes que buscarla y tratar de llegar a ella” agregó Patricia para alentar a todas las parejas que tienen problemas para tener hijos.

Deja un comentario