¿Cómo organizar la habitación del bebé para que duerma mejor?

Tal vez es un mueble que está fuera del lugar recomendado lo que podría estar provocando uno de los mayores problemas de los padres: la falta de sueño.

¿Cómo organizar la habitación del bebé para que duerma mejor?

Para lograr un buen sueño en los bebés tiene que establecerse un buen lazo entre la madre y su hijo. Una madre tranquila sin duda transmitirá calma a su bebé y lo ayudará a dormir más fácilmente. Sin embargo, esto a veces no es suficiente y hay que hacer foco en algunos elementos que pueden ser la razón de los continuos problemas de sueño del bebé.

Según la especialista Chris Minogue, quien hace más de 30 años se ha dedicado a enseñar a madres y padres a dormir a sus hijos, lo primero que hay que hacer es organizar de la mejor manera el lugar donde duerme el bebé.

Según las guías de seguridad para dormir bebés emitidas por la Sociedad Australiana de Cuidados Prenatales, conocidas como “La Guía”, se recomienda que durante los primeros 6 meses, y en algunos casos hasta el primer año de vida, los bebés duerman en el cuarto de sus padres con una cuna o moisés. Luego, cuando ya estén listos para cambiarse a su propia habitación, se sugiere llevar a cabo los siguientes medidas antes de que comiencen a dormir solos.

Tener la mesa cambiador de pañales cerca de la cuna

Es ideal tener la mesa para cambiar los pañales al lado de la cuna. Con esta medida se evita que el bebé de desvele o se distraiga mucho cuando se lo pasa de un lado a otro. Además, se reduce el riesgo de caídas por estar mudando al bebé de la cuna a la mesita o viceversa. 

Por otro lado, es importante tener a mano todo el equipamiento necesario para cambiarlo, como toallitas, pañales, muda de ropa, etc. Esto disminuye al máximo el riesgo de dejar solo al bebé, mientras buscas proveerte de esos elementos durante el cambio de pañal. Además evitas perder tiempo: lo menos que quieres a esta hora de la noche es que tu bebé se desvele.

Mira también:  La foto de esta mamá amamantando a sus hijas simultáneamente genera un polémico debate

Utilizar la silla de alimentación en la misma habitación

Si el espacio lo permite, es recomendable tener la silla para dar el pecho o el biberón muy cerca de la cuna. Esto permite que la madre no esté yendo de un lado a otro con el bebé, cosa que podría desvelarlo. De esta manera el pequeño se sentirá cómodo y seguro en su habitación, sin muchos zarandeos que pueden despabilarlo completamente.

Utiliza una lámpara pequeña al entrar a la habitación

No hay nada más incómodo que prendan la luz ambiente mientras estas durmiendo. Muchas veces es difícil volver a dormirse luego de ese encandilamiento. Imagínate si eso molesta a un adulto cómo puede perturbarle a un bebé.

Para esto es recomendable tener un velador muy pequeño que ilumine sólo lo necesario para manejarte en su habitación por la noche, para cuando le das de comer o para los cambios de pañal. Además, está demostrado que la luz baja relaja y permite mantener la continuidad del sueño.

Si tienes una mesita al lado de la puerta puedes ponerlo ahí, sino, puedes utilizar uno de pie. Lo ideal es que tenga una pantalla y una luz de poca intensidad que puedas prender no bien entras a la habitación.

Enseñar con las luces de la habitación

A medida que el bebé vaya creciendo, el pequeño comenzará a diferenciar cuándo es de día y cuándo es de noche. Es importante dejar que el cuarto del bebé esté iluminado con luz natural durante el día y utilizar luces muy tenues de noche. Y siempre decirle con palabras que es de día o es de noche. No se recomienda dejar al bebé durmiendo en un ambiente totalmente oscuro, porque hace que el ritmo del sueño del bebé sea más liviano.

Mira también:  Un estudio recomienda a las madres dejar las redes sociales durante el parto y dedicarse más a su recién nacido

Reproductor de música

Hay estudios muy interesantes que han demostrado cómo el ruido blanco es ideal para ayudar a los bebés a dormir debido al tipo de ondas que emite esta “música” particular. Para ello puedes tener preparado unos parlantes para conectar tu móvil que permita la reproducción de estos sonidos. Hay muchas apps que puedes descargar que tienen una gran variedad.

También, aunque podemos decir que algunos bebés son inmunes a ello, es bueno ponerle las canciones que escuchaba mientras estaba en la panza. Esto ayuda muchísimo cuando se quiere relajar al bebé para que se vuelva a dormir.

Usar ropa de dormir cómoda y segura

Es importante que además de cómodo, el bebé duerma en una cuna donde no pueda quedar atrapado entre los barrotes ni tan bajo como para caerse de la cuna.

Se recomienda a los padres que la ropa de dormir que utilice el bebé hasta el primer año de edad no tenga ornamentos que puedan desprenderse y sofocarlo. Asimismo se deben quitar de la cuna juguetes, almohadas y mantas donde pueda enrollarse. En caso de arropar al bebé, la manta debe llegar hasta el estómago y quedar holgada como para que no se sienta incómodo, pero bien aprisionada con el fondo del colchón como para que no se suelte.

Ahora, verifica la habitación de tu bebé, haz los cambios recomendados y cuéntanos si el sueño del bebé ha mejorado.

Deja un comentario