La técnica de ‘lactancia con los dedos’ ayuda a una mujer con cáncer a alimentar a su bebé

El tratamiento de quimioterapia le hacía imposible darle el pecho a su bebé. Esta técnica le permitió imitar la lactancia para no perder el contacto piel a piel.

La 'lactancia con los dedos' ayuda a una mujer con cáncer a alimentar a su bebé

Cuando los médicos le informaron a Bridget Burke-Purdy que el tratamiento contra el cáncer al que se debía someter haría imposible la lactancia materna, la madre decidió adoptar una sorprendente alternativa que imita de cerca esta experiencia: el sistema de nutrición suplementaria (SNS) con el dedo, una auténtica fisioterapia de succión —ya que la lengua se mueve del mismo modo que durante la succión al pecho— que permite el vínculo piel a piel con el bebé.

El sistema de nutrición suplementaria (SNS)

El Supply Line Breast Feeding Awareness Project compartió recientemente la historia de Bridget en su página de Facebook con el fin de concientizar sobre esta alternativa poco difundida basadada en el contacto piel a piel con el bebé.

La alimentación con los dedos necesita de tres elementos básicos. Por supuesto el dedo de la madre al que se le adhiere un tubo de alimentación muy fino (sonda nasogástrica) y un recipiente contenedor de leche materna o fórmula. El dedo se coloca dentro de la boca del bebé que comienza a succionarlo junto con el tubo, del cual extrae la leche.

La alimentación con el dedo se puede utilizar como una alternativa de lactancia piel a piel en diversos casos. Por ejemplo cuando un bebé tiene dificultad para prenderse al pecho, cuando no se recomienda la lactancia materna por problemas de salud materna o cuando un bebé está lejos de su madre. Sin duda, es una buena alternativa para crear una experiencia similar a la del pezón y la leche.

I feel blessed to be able to present this most precious and unique nursing story. Please take the time to read all the…

Posted by Supply Line Breast Feeding Awareness Project on Saturday, December 19, 2015

Cuando los demás métodos alternativos fallan

Bridget Burke-Purdy eligió este método de alimentación de los dedos con su tercer bebé, Rowan, mientras estaba en tratamiento de quimioterapia para erradicar un linfoma de Hodgkin.

Mira también:  Dudas sobre la lactancia

“Cuando Rowan nació estaba realizando tratamientos para el cáncer. Sabía que sólo podía amamantarlo durante sus primeros días de vida antes de que la siguiente ronda de quimioterapia comenzara luego del parto. No permitirme amamantar fue devastador”, comentó Bridget.

Fue entonces que comenzaron a alimentar a Rowan a través de diversas alternativas a la lactancia materna como la donación de leche materna, las nodrizas y la alimentación con biberón.

“Implementamos una rutina extenuante de leche de donantes, nodrizas y alimentación con biberón. Todo con la esperanza de que podría volver a amamantarlo una vez que terminara la quimioterapia 3 meses después”, recuerda Bridget.

Pero al parecer el pequeñín tenía otra idea. El parto se adelantó un mes y Rowan rechazaba el biberón y las nodrizas.

“Nunca se alimentó bien. Nació un mes antes por decisión médica y [Rowan] tenía demasiado sueño como para amamantarlo. No parecía que iba a llevarse bien con el biberón alguna vez” recuerda Bridget.

Las cosas fueron rápidamente de mal en peor, pero le comentaron a la familia sobre una opción de alimentación que nunca habían considerado.

“A medida que pasaba el tiempo, empezó a rechazar a sus nodrizas. Rompió todos nuestros corazones. Teníamos varias mujeres muy dedicadas y que se esforzaron mucho”.

“En un último intento de desesperación tratamos de alimentar con los dedos”, comentó la mamá.

Afortunadamente fue una decisión que benefició a todos. Rowan se prendió al dedo inmediatamente y comenzó a alimentarse enseguida.

Posted by Supply Line Breast Feeding Awareness Project on Saturday, December 19, 2015

Una experiencia maravillosa

La mamá explicó que si cerraba los ojos, la alimentación con los dedos imitaba la sensación que tenía cuando amamantaba a sus dos hijos anteriores, y que la experiencia de sostener al bebé mientras lactaba liberó las mismas hormonas que se segregan durante la lactancia materna.

Mira también:  Proceso y técnica para amamantar

Por otro lado, su esposo también pudo participar y compartir esta experiencia alimentando a su hijo de esta manera íntima.

Y así fue cómo Bridget alimentó a Rowan durante dos años y medio, hasta que finalmente terminó su tratamiento de quimioterapia y pudo alimentarlo con su propia leche materna.

Totalmente recuperada, Bridget tuvo un cuarto bebé mientras aún alimentaba a su Rowan y decidió alimentarlos en tándem de una manera muy especial. A Everly la amamantaba de forma convencional mientras alimentaba a su hermanito con los dedos.

For those of you who have been around this page from early on, you'll remember Bridget and her story well. Bridget was…

Posted by Supply Line Breast Feeding Awareness Project on Wednesday, March 22, 2017

Bridget asegura que la alimentación con los dedos proporciona una experiencia muy cercana a la lactancia materna.

“Puedo decirles sin una ninguna duda que esto es casi exactamente como la lactancia materna en términos de vinculación emocional y de normalidad biológica. Quiero que el mundo sepa que este método, aunque no sea convencional, es válido”, agregó Bridget.

¡Realmente esta es una historia sorprendente! Desde aquí agradecemos a Bridget por compartir su historia para que otras mamás que tengas dificultades en la lactancia puedan utilizar esta peculiar técnica de alimentación.

Deja un comentario