Mi bebé se chupa el dedo

Mi bebé se chupa el dedo

¿Por qué mi bebé se chupa el dedo?

La “succión no nutritiva” es la denominación académica del conocido chuparse el dedo, succionar el chupete u otro objeto. Responde en el inicio a reflejos normales ya presentes desde la vida intrauterina (entre las 13 y 16 semanas de embarazo) y el primer año de vida del bebé.

En general suele inferirse que en el lactante corresponde a alteraciones de la lactancia, como la percepción de tensión durante la mamada ante la incomodidad de la madre al dar el pecho. Luego del año de vida, cuando desaparece la succión como reflejo, representa un acto de compensación frente al miedo, inseguridad o falta de adaptación al medio circundante.

Además de la succión, existen otros equivalentes que representan los mismos problemas de adaptación: jugar con el pelo, al dormir sujetar un elemento considerado propio como juguete o almohada o bien succionar una sábana, trapito o similar que se considere de su propiedad, incluyendo el chupete.

¿Puede causar daño?

Depende de varios factores como la intensidad, frecuencia, duración en horas de cada episodio y de cuánto se prolongue con relación a la edad, es decir, si el hábito se prolonga mas allá de los 4 años, pueden producirse importantes alteraciones del crecimiento facial y dentario.

¿Qué tipo de daños puede causar?

Mordida abierta o anterior

Falta de contacto entre los incisivos superiores e inferiores al morder. El niño muerde sólo con sus molares.

Desplazamiento de los dientes

Protrusión de los incisivos superiores hacia fuera y retracción de los inferiores hacia adentro.

Falta de desarrollo adecuado del maxilar superior

Al succionar, la lengua se mantiene retraída por debajo del dedo, esto conlleva a que la misma no ocupe su lugar debajo del paladar, el crecimiento de la lengua es paralelo al del maxilar superior y es su estímulo, de manera que al no estar en su lugar, el estímulo disminuye y el maxilar crece menos

¿Qué debo hacer ante esta situación?

Hasta el año

Si el bebé tiene menos de una año no debes hacer nada ya que es absolutamente normal.

Luego del año

Identifica la causa del por qué se chupa el dedo como por ejemplo hambre, aburrimiento, ansiedad, suelo o alguna situación especial. Una vez que identificas el por qué puedes distraerlo con algo alternativo. Si tiene hambre puedes darle alguna galleta o snack, si tiene sueño llévalo a dormir la siesta, si lo hace cuando mira la televisión distráelo y juega con él, etc…

Terapia del recuerdo

Si el niño tiene más de 4 años, explícale que el dedo no debe ir a la boca y para recordarlo puedes preguntarle si quiere que le pegues alrededor de ambos pulgares o en el dedo que se succiona con más frecuencia una banda adhesiva con algún motivo infantil.

Terapia de recompensa

Luego de los 4 annos motivará al niño a dejar la succión para recibir recompensas.

Si el proceso se abandona antes de los 5 años, donde se inicia la dentición definitiva, la corrección de los defectos es sencilla y muchas veces absolutamente espontánea. De persistir, el niño puede en el futuro necesitar algunos años de ortodoncia.

350 opiniones en “Mi bebé se chupa el dedo”

Deja un comentario