Fingió estar embarazada durante 9 meses para convencer a su esposo de que no la abandonara

Y no sólo eso… ¡Después fingió su propio secuestro! Conoce la historia de esta pareja y verás que sin duda podría llevarse a las pantallas de Netflix.

Fingió estar embarazada durante 9 meses para convencer a su esposo de que no la abandonara

El mundo está lleno de noticias sorprendentes y una de las más impactantes ha ocurrido recientemente. Una mujer colombiana de 37 años fingió estar embarazada durante 9 meses con el firme propósito de evitar que su esposo la dejara. ¿Cómo se descubrió la gran mentira?

¿Se puede fingir un embarazo durante 9 meses?

Para algunos tal vez sea inconcebible, pero Antonela Milena Padilla no. Ella fue la encargada de engañar a su esposo durante los 9 meses que duró su “embarazo”. Lo hizo utilizando un almohadón, el cual colocaba sobre su abdomen para mostrar que su panza era real.

Además, buscó en Internet una ecografía que imprimió más tarde para mostrársela a su esposo. A medida que pasaban los meses fue aumentando el tamaño de su barriga envolviendo trapos sobre almohadón, y en su “control” imprimía más ecografías que iban con “sus semanas de gestación”, las cuales mostraba a familiares y amigos.

Su esposo nuca sospechó nada al respecto

El esposo de la mujer de 37 años nunca tuvo la más mínima sospecha de que algo andaba mal con su esposa. Él mismo indicó que como estaba muy cerca la fecha del nacimiento, se encontraba muy entusiasmado con la idea de ser papá.

Claro está que él nunca acompañó a su esposa a los controles prenatales de ginecología. Al parecer, prefería esperarla en la entrada del hospital mientras ella era atendida. El esposo dormía con ella, pero nunca tocó su panza ni se vinculaba estrechamente con el bebé. ¿Sorprendente verdad

Planea su propio secuestro

La mentira enmarañada vio su fin el sábado 22. La mujer de Barranquilla salió muy temprano a la clínica para practicarse la cesárea que tenía planificada. Apareció en su casa como a las 8 de la noche, envuelta en un mar de lágrimas.

Mira también:  Recrearon esta hermosa fotografía con sus sextillizos seis años más tarde

Le mencionó a su familia que una banda de secuestradores en una camioneta roja la habían metido a la fuerza y drogado. Que despertó cerca de un supermercado en otra parte de la ciudad, cerca de las 7 pm confundida y que su “bebé” ya no estaba. Se lo habían robado para vender partes del cuerpo del niño porque eran traficantes de órganos.

La familia preocupada y confundida con toda la situación la llevó al hospital. Ella se había negado rotundamente a ir, así que tuvieron que llevarla prácticamente por la fuerza.

Se descubre lo ocurrido

Una vez en el hospital se le informó al personal médico del asunto. Estos, escandalizados, llamaron de inmediato al cuerpo policial, para que realizara la búsqueda del bebé. Allí se comenzó una búsqueda masiva de un niño que nunca existió.

Los médicos comenzaron a notar la trampa al ver que no había ningún tipo de heridas con cuchillo, lo común en estos casos tan atroces. Para asegurarse, realizaron una prueba de sangre que determinó que nunca había estado embarazada. Esta misma arrojó que tampoco había algún tipo de sedante en su cuerpo.

Antonela en el hospital mientras le realizaban los análisis de sangre luego del “secuestro”.

Familiares conmocionados

Como es de esperar los familiares estaban conmocionados con toda la situación. Su suegra declaró: “Todos creímos que estaba embarazada, pero el ginecólogo confirmó lo contrario. Ella nunca levantó ningún tipo de sospechas. Esto es insólito”.

Además agregó: “Antonela sostuvo hasta el último instante que sí había estado embarazada, aun cuando las pruebas decían lo contrario. A pesar de que tenía la barriga pequeña no mostraba ningún signo de que fuera falso. Hay mujeres que tienen el vientre pequeño y no es para sospechar”.

Mira también:  Crece en la Argentina el uso del implante subdérmico como método anticonceptivo

“Honestamente no creo que exista razón alguna para armar una mentira tan grande. Ella no debió hacer esto. Tengo que hablar con mi hijo para saber qué estaba sucediendo”.

Prófuga de la justicia

Mariano Cotero, comandante de la policía que inició una investigación en contra de esta mujer declaró que la mujer podría ser acusada de “desperdiciar recursos públicos”. “Desde las 5 de la mañana hay personas haciendo fila en el hospital y ella fue atendida primero, además de los numerosos estudios que se le realizaron” dijo el oficial. Esto sin contar el personal policial desplegado para buscar al “bebé recién nacido”.

La barranquillera huyó del hospital a las 3 am del día domingo a tan solo dos horas desde la confirmación de su embarazo falso. Desde entonces ha sido llamada a dar declaraciones a la justicia pero se aún se desconoce su paradero.

Deja un comentario