El increíble video de un bebé que sale “gateando” de la panza en la cesárea de su mamá

El sorprendente video muestra el procedimiento de una cesárea natural, una práctica que permite al bebé salir por sí solo de una manera más humanizada.

El increíble video de un bebé que sale "gateando" de la panza en la cesárea de su mamá

El sorprendente video de una cesárea natural muestra el suave proceso de esta técnica, pero lo que más asombra es la fortaleza con la que el bebé sale del vientre de su madre por sí solo.

El video empieza con el bebé ya asomando su cabeza por la incisión realizada en la parte inferior del abdomen de la mujer. Mientras tanto el obstetra le levanta suavemente su cabeza, guiándolo para salir en vez de sacarlo bruscamente como se lo hace en una cesárea normal.

Por momentos el médico lo limpia para quitarle restos del líquido amniótico y el bebé a veces reacciona con un poco de llanto pero que nunca llega a ser muy fuerte.

Finalmente, cuando casi todo su torso esta afuera, el bebé parece aferrarse con sus brazos a la sábana y luego, con un empujón de sus piernitas sale solito, como si estuviera por comenzar a gatear, llegando al mundo de una manera suave y más natural que en las intervenciones tradicionales.

Pero nada mejor que seas tu misma la que vea el video que sin duda dejará boquiabiertos a muchos.


En los últimos años, ha habido un aumento significativos de esta nueva técnica mucho más humanizada para los partos por cesárea, donde se deja que el bebé nazca a su propio ritmo.

Además, se fomenta el contacto piel a piel desde el inicio, ya que en vez de llevarse al bebé para realizarle la revisión de rutina, es colocado de inmediato en el pecho de su madre para que comience a mamar lo más pronto posible.

Mira también:  Consejos para amamantar luego de una cesárea

Los seguidores de esta práctica  —también se la conoce como “cesárea humanizada”— afirman que el método ayuda a estabilizar la temperatura y la frecuencia cardíaca del bebé, reduciendo además el estrés del nacimiento. Por otro lado, mejora la interacción entre padres e hijos y, como ya hemos dicho más arriba, ayuda para el comienzo de la lactancia, fomentando el vínculo madre-hijo.

 

Deja un comentario