La mayoría de las mamás no se apega de inmediato con sus bebés recién nacidos

De acuerdo a una reciente encuesta el 60% de las mamás no forma un vínculo inmediato con su bebé recién nacido.

La mayoría de las mamás no se apegan de inmediato con sus bebés recién nacidos

Antes de la llegada de un hijo, la futura mamá atraviesa innumerables experiencias en las diferentes etapas del embarazo. No sólo se vincula afectivamente con su bebé, sino que también asume un compromiso para mantener su salud y la de su pequeño para que su llegada al mundo sea como un cuento de hadas.

Por esta razón, la mayoría de las mujeres supone que el vínculo que sentirán con su bebé recién nacido será inmediato, estableciendo un apego con él desde el momento en que lo apoya en su pecho y le da de mamar, dejando a la naturaleza que haga el resto.

Sin embargo, esto no sucede así en todos los casos. Por lo tanto, los especialistas han comenzado a aconsejar a las embarazadas y a las mamás primerizas de que tienen que liberarse de la presión de vincularse sí o sí con su bebé recién nacido el día del parto, y a aceptar que muchas veces el apego llevará cierto tiempo.

El apego con el bebé puede llevar más tiempo de lo esperado

Jen Hamilton una joven enfermera de 27 años que trabaja en el área de maternidad dice que puede tomar cuatro meses o más para que las madres se apeguen con sus bebés.

“Esto es todo que se ve en la publicidad y en las películas. Se representan a las mamás formando un vínculo inmediato, cuando en realidad puede tomar mucho más tiempo para formar un verdadero apego con su bebé “, comentó Jen.

Una encuesta reciente, realizada a más de 500 mamás, demostró que el 60% de las mujeres no se apegó inmediatamente con el bebé y les llevó mucho más tiempo de lo esperado para formar dicho vínculo. Una cifra bastante alta que va en contra a la creencia de la mayoría que espera sentir esta mágica conexión no bien nace.

Mira también:  El video de una cesárea respetada que se hace viral en Internet

Apegarse con el bebé: una presión social

El estudio también reveló que las madres se siente presionadas, por sí mismas o por otros, a que deben sentir este apego con su bebé al nacer.

Pero Jen explica que este lazo no siempre resulta tan fácil, y recomienda a las madres que dejen que se vaya formando y reafirmando con el paso del tiempo.

“Existen algunos fundamentos clave que establecen las bases de un vínculo exitoso entre la madre y el bebé, y mucho factores que están fuera de nuestro control pueden afectar esta experiencia, incluyendo el trabajo, la salud, las formas de apoyo, las relaciones, la personalidad y la historia personal o acostumbrarse a nuevas situaciones como la alimentación”.

“En mi experiencia, encuentro en general que en promedio, las madres comienzan a vincularse realmente con su hijo a los cuatro o cinco meses”.

La experta en crianza y sueño del bebé, Pinky McKay, ha comentado recientemente al Herald Sun que el apego con el bebé es “algo así como un enamorarse”.

“A veces resulta fácil y a veces tarda siglos en que se desarrolle la magia”, agregó.

“Muchas veces las madres quedan extenuadas después del nacimiento y con miedo, y además, hoy en día los nacimientos implican más intervención y hay menos contacto con el bebé al inicio” y por esta razón el vínculo madre-hijo también puede verse afectado.

¿Y tú qué opinas? ¿Te sentirías presionada si no sientes este amor a primera vista con tu bebé?

Deja un comentario