¿Cómo saber si mi niño tiene problemas de conducta?

Te mostramos algunas señales que pueden indicar que tu hijo necesita ayuda profesional. De seguro es un trance que en familia podrán superar juntos.

¿Cómo saber si el niño tiene problemas de conducta?

A veces los niños pueden tener la tendencia a portarse mal. Pero los adultos suelen encasillarlos y decir que tienen problemas de conducta y esto no es así. Los caprichos y berrinches son algo normal y todo niño los tiene, pero los trastornos conductuales son otra cosa y hay que saber distinguirlos. Para evitar este prejuicio, aquí te mencionamos los verdaderos signos de alarma que te permitirán evaluar bien la situación y determinar si necesitas ayuda profesional.

Verdaderos problemas de conducta

Esta dificultad suele diagnosticarse cuando el niño en cuestión presenta un patrón de agresividad continua hacia aquellas personas que lo rodean. Le gusta violar las reglas, pasando por alto las normas sociales de la escuela y de su hogar. 

Normalmente los niños con problemas de conducta tienden a lesionarse y presentan dificultades para llevar buenas relaciones con quienes le rodean. 

Características del trastorno conductual

Existen algunas señales que te permitirán evaluar si tu pequeño se encuentra en esta situación. Entre las más comunes tenemos: 

  • Robar, decir mentiras, dañar los objetos personales de otros a propósito
  • Mostrar agresividad causando daño
  • Acosar a otros niños
  • Tratar cruelmente a los animales
  • Escaparse de casa
  • Violar reglas importantes
  • Faltar a la escuela

Si sientes que tu hijo cumple con al menos dos características de las ya mencionadas, te recomendamos llevarlo con un especialista para que le haga la debida evaluación y pueda recibir la ayuda que requiere. 

El trastorno de oposición desafiante (TOD)

Uno de los varios trastornos de conducta se lo conoce como trastorno de oposición desafiante o TOD. Se caracteriza cuando el niño manifiesta lo que detallamos a continuación: 

  • A menudo se enoja por todo y pierde la paciencia con facilidad
  • Discute con los adultos
  • Se niega a cumplir las peticiones de los mayores, ya sean maestros o padres
  • Culpa a otros de sus propios errores cometidos
  • Molesta a otros a propósito 
  • Suele ser rencoroso
Mira también:  El niño vegetariano

¿A qué edad se manifiesta el trastorno de oposición desafiante?

El TOD se manifiesta comúnmente entre los 8 y 12 años, nunca después de esta edad. Son desafiantes con las personas más allegadas, es decir, sus padres y maestros. 

A pesar de su corta edad, no les importa desafiar de manera deliberada a los adultos, sobresaliendo de manera negativa con el resto de sus compañeros y niños de la misma edad. 

¿Qué hacer si mi hijo presenta este tipo de comportamiento?

Este comportamiento perturbador puede hacer sentir abrumado a cualquier padre. Lo mejor es buscar ayuda para recibir atención temprana. Te recomendamos hablar con un profesional especializado en este campo, el cual te dará las herramientas para tu niño en particular.

Siempre se realiza una evaluación integral por parte de un especialista en salud mental, y así se determinará el diagnóstico correcto. Algunas veces estos problemas se encuentran ligados a dificultades del aprendizaje, así que tu pequeño estará mucho mejor si recibe la ayuda adecuada.

Deja un comentario