10 cosas que no deberías decirle a alguien que tiene dificultades para quedar embarazada

Estos consejos nos enseñan a colocarnos en el lugar del otro y a ser empáticos con quienes están queriendo tener un hijo a toda costa y la naturaleza les juega en contra.

Mientras una mujer busca quedar quedar embarazada puede pasar por momentos muy estresantes si tiene dificultades para conseguirlo. Aunque los familiares y amigos tengan las mejores intenciones, pueden llegar a decir cosas que pueden herir y frustrar sus sentimientos. Aquí te presentamos un listado con las diez cosas que no deberías decirle a alguien que tiene dificultades para quedar embarazada.

1. “Solo tienes que relajarte”

En ese momento, la mujer o su pareja, pueden estar todo menos relajados. Si bien no es un mal consejo, el repetírselo constantemente puede generar el resultado opuesto.

2. “Yo me embaracé enseguida”

Eso es maravilloso para ti, pero para alguien que no puede lograr un embarazo puede aumentar sus frustraciones y por supuesto enojarse contigo.

3. “Yo odié todo mi embarazo”

Es obvio que el hecho de estar embarazada es algo que puede resultar molesto para muchas mujeres. Sin embargo, recalcarlo así puede crear incomodidad en alguien que lo desea y no lo consigue. Lo que se quiere no es pasarla bien, sino tener un hijo.

4. “Trata esta terapia, dieta o posición”

Si te has enterado de que les cuesta embarazarse es probable que ya hayan tratado un gran número de tratamientos, terapias, vitaminas, entre otros trucos. Decirles cosas que seguramente ya saben, puede dar la impresión de que no creas que lo están intentando con suficiente esfuerzo.

5. “Tal vez no es el momento”

Sugerir que el Universo o la Divinidad tiene grandes planes para su vida no es de ayuda. Ellos están listos ahora y seguramente ya cuentan con las condiciones que consideran más apropiadas para ello. Postergarlo puede significar que algunas de esas cosas ya no estarán disponibles, como por ejemplo, la fertilidad.

Mira también:  Causas de infertilidad en el hombre

6. “¿Están teniendo mucho sexo?”

Aunque tratar de embarazarse puede ser divertido al principio, si siguen intentando después de unos años (con drogas de fertilidad, cronogramas de cuándo y cómo hacerlo) el sexo se suele tener únicamente durante el período de ovulación. De modo que aconsejarle que tengan más relaciones es inútil.

  1. “No te preocupes, pronto llegará”

Realmente no hay forma de saberlo. La preocupación de cuándo pasará o si realmente se logrará el embarazo es constante, de modo que un “pronto” no es suficiente.

8. “Por lo menos ya tienes uno”

Que le recuerden a uno lo afortunado que es por ya tener un hijo no ayuda a las personas que están intentando desesperadamente tener otro. De por sí se encuentran muy sensibles en el plano emocional y esto puede hacerlos sentir egoístas y aún más tristes.

9. “Siempre está la opción de adoptar”

Esta es una maravillosa opción para algunas parejas que pueden darles a muchos niños necesitados, un hogar y una familia. Sin embargo, decirles esto puede hacerles sentir que necesitan darse por vencidos de tener hijos propios, algo para lo que tal vez aún no estén listos de escuchar.

10. “Una amiga mía tuvo el mismo problema”

Demás está decir que a alguien que está atravesando esta situación no le interesa lo que le pasó a una amiga porque cada ser humano es diferente. Los problemas de fertilidad son tan variados que seguramente se lo compara con un caso que no tiene relación alguna.

Lo que puedes hacer

Obviamente cada situación es única, pero la mejor forma de ayudar a una pareja o mujer que tiene dificultades para concebir es solo estar presentes y apoyarlos. Antes de ofrecer soluciones u opciones, es mejor:

  • Ser empático.
  • Ser buen oyente.
  • Ofrecer un hombro en el cual llorar.
  • Preguntar si necesitan algo de ti.
  • Estar disponible para hacer algo que los ayude a distraerse.
Mira también:  Alcohol y embarazo

Los consejos son buenos, pero muchas veces se sienten como que se quiere evadir el problema en vez de abordarlo. Se trata de escuchar, acompañar y ayudar, nada mejor que eso.

Deja un comentario