Prevención de infecciones antes del embarazo

Es importante que sepas que hay algunas complicaciones del embarazo que se pueden prevenir con un control médico prenatal. Para eso uno de los primeros pasos es prevenir las enfermedades infecciosas.

Prevención de infecciones antes del embarazo

¿Es importante la prevención de infecciones antes del embarazo?

Absolutamente. Muchas infecciones pueden ocasionar complicaciones en la madre y en el bebé, desde defectos congénitos, malformaciones cardíacas, parto prematurointerrupción del embarazo e inclusive la muerte del bebé recién nacido. Como la mayoría de las infecciones que ocasionan estas complicaciones son prevenibles, te recomendamos que consultes al médico para evaluar si necesitas algunas vacunas y para que también te de algunas recomendaciones.

HIV – SIDA

Es importante realizar el análisis para el virus HIV – SIDA, tanto a la futura mamá como a la pareja, ya que es una enfermedad que puede transmitirse al bebé, si una no toma todos los recaudos necesarios para prevenirla. Existe medicación para la mamá durante el embarazo, y se puede elegir el mejor momento para quedar embarazada, corriendo los mínimos riesgos para el bebé. Más información…

Sífilis

También es importante conocer si tienes sífilis, tanto tu o tu pareja. Es una enfermedad de transmisión sexual que generalmente da úlceras en genitales masculinos, pero a veces en la mujer estas úlceras están dentro del canal vaginal y pasan desapercibidas. Por eso se recomienda realizar el análisis para sífilis (VDRL) y, sabiendo que es una enfermedad curable, tratarla previamente al embarazo, ya que una sífilis no tratada puede transmitirse al bebé en un futuro embarazo y traer afecciones neurológicas, óseas, de la sangre, entre otras.

Chagas

En cuanto al Chagas, sobre todo si alguna vez viviste o visitaste el Norte de Argentina o países que limitan con el norte de Argentina (aunque también hubo casos de chagas en zonas centrales del país) es útil saber la serología para realizar los controles periódicos y analizar la sangre del bebé apenas nace, ya que en los recién nacidos se trata y se previene la portación del parásito y la enfermedad.

Mira también:  Desilusiones frecuentes del papá primerizo

Toxoplasmosis

La toxoplasmosis es también una enfermedad parasitaria de la sangre, que a menudo pasa desapercibida y que no trae mayores complicaciones, salvo durante el embarazo, donde la infección puede pasar al bebé y dañarlo, resultando en problemas neurológicos como retraso madurativo o ceguera. Es importante saber tu estado serológico, y si eres negativa, evitar la infección antes y durante el embarazo. Para ello debes lavar las verduras muy bien con agua corriente, usar guantes al manipular carne cruda, no usar el cuchillo y utensillos que tocaron carne cruda para tocar comida cocida, ni llevarlos a la boca. Si tienes gatos como mascotas, debes cambiar las piedritas donde defeca día por medio y lavar el recipiente de las mismas con lavandina y usando guantes. Asimismo debes usar guantes para las tareas de jardinería. Más información…

Rubéola

La rubéola es una enfermedad viral que habitualmente se manifiesta con erupción en la piel, fiebre, ganglios inflamados en la región occipital y, sobre todo en adultos, puede manifestarse con artralgias (dolor articular). En la mujer embarazada es donde está el mayor riesgo, ya que padecer rubéola en el embarazo, puede transmitir la enfermedad al bebé y presentarse el recién nacido con graves afecciones, como malformaciones cardíacas, ceguera, sordera y retraso madurativo.
Es de suma importancia, si no recuerdas con seguridad que tienes 2 dosis aplicadas previamente de vacunas triple o doble viral, realizar serología para rubéola, y en el caso de ser negativa, aplicar la vacuna triple viral, que te protege además para sarampión y parotiditis. Si no tienes la posibilidad de relizar la serología, se puede aplicar igualmente la vacuna triple o doble viral sin ninguna complicación aunque hayas padecido la enfermedad o te hayas vacunado previamente. Está recomendado evitar el embarazo durante el 1er. mes posterior a la aplicación de la vacuna doble viral o triple viral. Más información…

Mira también:  Hiperemesis gravídica

Varicela

Si no recuerdas si padeciste o no varicela, también se podría realizar la serología y si es negativa, aplicar la vacuna. Es recomendable no padecer varicela durante el embarazo, dado que también puede ocurrir infección en el bebé intraútero y nacer con secuelas en la piel, extremidades, trastornos neurológicos y oculares. Está recomendado, en este caso también, evitar el embarazo durante el 1er. mes posterior a la aplicación de la vacuna. Más información…

Hepatitis B

Si bien es una vacuna que actualmente se aplica a todos los recién nacidos, para prevenir la infección congénita con el virus de hepatitis B, es importante saber tu serología para este virus. Si eres positiva se toman mayores recaudos para el bebé al nacer mediante la administración de gammaglobulina específica y vacuna de Hepatitis B, y si eres negativa, puedes aplicarte la vacuna. Más información…

Difteria y tétanos

Si bien al 5to. y 7mo. mes de embarazo generalmente los obstetras indican la vacuna antitetánica, esto no haría falta, si tuvieras tu esquema de vacunación completo. Es decir, si cada 10 años te aplicas el refuerzo de la vacuna doble adultos, no hace falta repetir dicha vacunación en el embarazo.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *