Esta foto muestra cómo se adapta la leche materna para proteger a un bebé enfermo

La magia de la lactancia continúa asombrando y esta foto nos demuestra una vez más que la leche materna es oro líquido.

Esta foto muestra cómo se adapta la leche materna para proteger a un bebé enfermo

Chelsea Pryce, una mamá canadiense que amamanta a dos bebés de diferentes edades al mismo tiempo, ha revolucionado en las redes sociales cuando compartió la imagen de dos bolsas de su leche materna.

Lo curioso de la fotografía es que la leche de las dos bolsas fue extraída en el mismo momento pero ambas presentan una diferencia de color muy notable debido a que una de ellas se había adaptado a las necesidades inmunológicas de uno de sus hijos que estaba enfermo.

Una imagen que sorprende en Internet

Todo sucedió cuando Osiris, su hija de 24 meses se había enfermado. Por esta razón la mamá comenzó a amamantarla exclusivamente con uno de sus senos para evitar que contagiara a su hermanito Hendrix de 3 meses. De modo que cada uno era alimentado exclusivamente de un pecho, sin intercambiarlos.

Pero cuando ese mismo día se extrajo la leche se sorprendió al notar la diferencia de color entre ambas muestras y entonces compartió una foto en su muro de Facebook mostrando la notable diferencia de la leche producida por cada mama.

Osiris (2yo) was sick, Hendrix (3m) was not. I kept them on separate breasts each day to avoid baby getting sick. Osiris…

Posted by Chelsea Pryce on Thursday, February 2, 2017

 

“La leche materna extraída para Osiris está a la izquierda, la de Hendrix está a la derecha”, escribió Chelsea en el post.

“Cada seno produjo una leche perfectamente adaptada para cada niño. Nuestros cuerpos son increíbles”.

Desde entonces más de 25.000 personas dieron “me gusta” y la imagen fue compartida más de 28.000 veces desde que se publicó a principios del mes pasado.

Aunque la madre recibió muchos comentarios de apoyo, también hubo algunos que cuestionaron su veracidad.

Mira también:  El inicio de la lactancia

¿Por qué sucede esto?

La consultora de lactancia Katrina Tucker de The Baby Brain comentó recientemente que esto es posible y es una de las maravillas de la naturaleza y la lactancia.

“Aunque se haya extraído la leche de diferentes senos al mismo tiempo, también [la leche materna] puede ser totalmente única en horas diferentes. Es algo bastante mágico”, agregó la especialista.

“Por ejemplo, si tienes un bebé prematuro [la leche] se adapta a las necesidades nutricionales de estos bebés para darle a estos pequeños lo que necesitan para crecer y recuperarse día a día”.

Según Anne Smith, otra experta y consultora en lactancia materna, la composición y apariencia de la leche materna también cambia día a día, de toma en toma e incluso durante la misma mamada.

“Uno de los tantos beneficios de la lactancia materna es que tu cuerpo produce la leche ideal para tu bebé dependiendo de lo que necesite”, comentó Anne.

Por ejemplo, en climas cálidos, la leche contiene más agua. La leche para bebés prematuros tiene un mayor contenido de grasas porque crecen estos bebés crecen más rápido. La leche para bebés más grandes es diferente de la leche para recién nacidos. Por esta razón los bancos de leche siempre tratan de elegir la leche de la donante según la edad del bebé receptor.

“La leche materna incluso contiene anticuerpos para combatir gérmenes específicos a los que tu bebé está expuesto y lo protege de las infecciones de una manera muy especifica” agregó la especialista.

Y este no fue el único caso que se viralizó en Internet. Hace algunos meses una mamá compartió la foto de dos bolsas de su leche materna extraídas en dos horarios diferentes. Ambas tenías un aspecto muy distinto y es que la última extracción la había hecho cuando su bebé se había enfermado.

Mira también:  Lactancia inclusiva: ahora los padres también podrán "amamantar" a sus hijos con este dispositivo

Fue así como su leche materna se había adaptado para curar al bebé enfermo cambiando su composición, con el objetivo de brindarle al pequeño más anticuerpos y combatir la infección.