Prevención de infecciones respiratorias por Virus Sincicial Respiratorio (VSR)

Prevención de infecciones respiratorias por virus sindical respiratorio (VSR)

¿Qué son las infecciones respiratorias por el Virus Sincicial Respiratorio?

Las infecciones respiratorias por el Virus Sincicial Respiratorio (VSR) son unas de las causas más frecuentes de infección en el sistema respiratorio en niños, especialmente antes de los dos años de vida.

Generalmente se presenta en brotes que ocurren en otoño e invierno. Los síntomas más severos aparecen en bebés prematuros, lactantes y niños pequeños, pero también puede infectar a adultos mayores o de la tercera edad, provocando en estos casos neumonía intersticial.

¿Cuáles son los síntomas?

La enfermedad comienza con un cuadro catarral acompañado de tos, moco y fiebre. Entre 24 y 48 horas comienza una dificultad respiratoria que altera la alimentación y el carácter del bebé. Esta dificultad respiratoria puede requerir de internación hospitalaria, dependiendo de su gravedad.

A continuación detallamos los síntomas de alarma que debes tener en cuenta para llevar a tu pequeño de urgencia al médico.

  • Tos excesiva
  • Dificultad en la alimentación
  • Dificultad para dormir
  • Ruidos respiratorios semejantes a silbidos (sibilancias)
  • Depresión en las costillas por el esfuerzo respiratorio (tiraje)
  • Aleteo en la nariz por el esfuerzo importante para poder respirar
  • Pausas respiratorias prolongadas (apneas)
  • Doloración azulada por falta de oxigenación, especialmente en labios y uñas
Mira también:  El divertido video de una mamá escapándose de la habitación de su bebé luego de dormirse

En niños menores de 3 meses la presencia de tos siempre debe ser evaluada por un pediatra para descartar una infección respiratoria como bronquiolitis o neumonía.

¿Cómo se contagia?

El contagio se realiza de persona a persona mediante las secreciones respiratorias eliminadas por la tos.  La puerta de entrada a un individuo puede ser la nariz, la boca o los ojos. El virus permanece además en manos y objetos tocados por la persona enferma por aproximadamente 6 horas. Por eso es muy importante el lavado frecuente de manos y la higiene de todos los objetos tocados por la persona enferma (chupetes, juguetes, sábanas, etc…).

¿Cuándo la infección puede ser peligrosa?

La severidad de la infección es mayor cuanto menor sea la edad del bebé y la mortalidad aumenta en niños de riesgo, especialmente cuando hay antecedentes de prematuridad con displasia broncopulmonar, cardiopatías congénitas, enfermedad neuromuscular o déficit inmunológico (niños transplantados o con SIDA).

¿Por qué la infección se presenta en epidemias durante los climas más fríos?

El virus está presente en la población durante todo el año, pero el clima frío favorece su contagio por la mayor aglomeración de personas en lugares cerrados y su mayor permanencia en espacios interiores. Asimismo, la falta de ventilación de los ambientes debido al frío provoca que le virus se mantenga en estos lugares. Todo esto predispone la transmisión de persona a persona con más facilidad.

¿Cómo puede presentarse la enfermedad?

Una vez que el Virus Sincicial Respiratorio (VSR) ingresa al cuerpo por vía respiratoria u ocular, se disemina especialmente por el aparato respiratorio y puede manifestarse con síntomas respiratorios altos (rinitis o faringitis), otitis media, sinusitis, o cuadros más severos como bronquiolitis y neumonía, especialmente en niños menores de dos años.

Mira también:  Una mamá dio a luz a un bebé que pesó más de 6 kilos

Después de un cuadro catarral con fiebre, provoca inflamación en los bronquios, especialmente en lactantes, porque el tamaño terminal de los bronquios es de un diámetro muy pequeño, y al inflamarse obstruye el paso adecuado de aire a los bronquiolos y alveolos pulmonares (parte distal del sistema respiratorio). Esta obstrucción de los bronquiolos es la que provoca silbidos por el paso del aire, característica fundamental de esta enfermedad.

¿Por qué esta infección es más peligrosa en niños menores de un año de edad?

Dadas las características anatómicas del lactante, al tener los bronquiolos más finos, con menor diámetro, la inflamación y engrosamiento de la mucosa provoca una mayor obstrucción respiratoria. A veces el aire no puede entrar en los alveolos o queda atrapado y no puede salir (atrapamiento o hiperinsuflación de aire).

¿La infección por el Virus Sincicial Respiratorio (VSR) deja inmunidad para toda la vida?

Si bien el bebé desarrolla anticuerpos específicos, la inmunidad contra este virus no es completa y pueden existir reinfecciones frecuentes.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento es sólo sintomático ya que no existe un tratamiento específico. Este consta en bajar la fiebre, mantener una buena hidratación y humedad ambiental, lavados nasales frecuentes y aspiración de las secreciones. Debe colocarse al bebé en posición semisentada para facilitar la respiración y realizar kinesioterapia para favorecer la movilización de las secreciones bronquiales. En algunos casos el pediatra también puede puede recomendar la utilización de broncodilatadores. Los antibióticos no actúan contra éste ni ningún otro virus.

¿Cómo se puede prevenir esta enfermedad?

No existe una vacuna disponible contra esta enfermedad. Actualmente se cuenta con un medicamento inyectable que contiene anticuerpos específicos contra el Virus Sincicial Respiratorio (VSR) que puede administrarse en pacientes de alto riesgo de contagio como lactantes menores de un año, prematuros con enfermedad crónica pulmonar o cardiaca y niños con displasia broncopulmonar.

Mira también:  La triste historia detrás del tierno abrazo entre estos dos hermanitos prematuros

La lactancia materna disminuye la gravedad de la infección. La higiene también es una de las mejores formas de prevención. Deben lavarse las manos antes de atender a los lactantes y también evitar la exposición de los niños a personas con infecciones respiratorias agudas

En jardines maternales una vez diagnosticado un caso no se debe permitir el reingreso del niño enfermo por una semana ya que durante ese período es un foco de contagio para el resto de los niños.

La utilización de anticuerpos monoclonales mediante una inyección intramuscular durante todo el período invernal en pacientes de alto riesgo (bebés prematuros o niños con broncodisplasia pulmonar) es una nueva alternativa medicamentosa de prevención.

Si tu hijo pertenece a los grupos de riesgo y por lo tanto ha permanecido internado durante los primeros meses de vida te recomendamos preguntarle a tu médico sobre el anticuerpo monoclonal.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *