Una mujer transgénero logró amantar a su bebé por primera vez en la historia

Es el primer caso documentado en la literatura médica. La mamá logró extraer 227 gramos de leche materna por día y amamantó a su bebé durante seis semanas.

Una mujer transgénero logró amantar a su bebé por primera vez en la historia

Una mujer transgénero logró amamantar a su bebé convirtiéndose así en el primer caso del que se tiene registro médico. Esto pudo conseguirse gracias a un tratamiento experimental de tres meses y medio basado en tres hormonas, un medicamento contra las náuseas y estimulación mamaria, lo que le permitió producir 227 gramos de leche por día.

Antes de comenzar con la lactancia, la mamá había recibido durante varios años tratamientos hormonales feminizantes que incluían espironolactona —para bloquear los efectos de la testosterona— progesterona y estrógenos. Este régimen le permitió desarrollar senos completamente formados sin necesidad de someterse a ninguna cirugía de aumento mamario.

Cuando su pareja tenía cinco meses y medio de embarazo, la mujer buscó tratamiento médico en el Centro de Medicina y Cirugía Transgénero del Mount Sinai en la ciudad de Nueva York. Su compañero no tenía interés en amamantar y por esta razón quiso asumir este rol.

Un tratamiento que le permitió amamantar durante seis semanas

Cuando una mujer da a luz, la liberación de una hormona llamada prolactina se encarga de estimular la producción de leche materna. Sin embargo, esta sustancia no se encuentra disponible como producto sintético. Por esta razón, la mujer optó por un medicación para las náuseas que también se utiliza para estimular la lactancia materna: la domperidona.

Además, se le administraron dosis cada vez más altas de estrógeno, progesterona y espironolactona y, por otro lado, comenzó a utilizar un extractor de leche para estimular sus senos.

Al mes de iniciado el tratamiento, la mujer pudo sacar algunas gotas de leche. Luego de tres meses de tratamiento, consiguió extraer 227 gramos de leche materna por día.

Mira también:  10 comidas simples, rápidas y nutritivas para la lactancia

Fue así que, cuando nació su bebé, pudo amamantarlo exclusivamente durante seis semanas, tiempo durante el cual un pediatra confirmó que el bebé estaba creciendo y desarrollándose normalmente y de manera saludable.

Aunque la cantidad de leche materna obtenida es significativa para este tipo de casos, está por debajo de lo que un bebé consume en promedio cuando tiene 5 días: aproximadamente 500 gramos. Pasadas las seis semanas, la mamá tuvo que complementar la lactancia con leche de fórmula.

Reacciones adversas desconocidas

Este es el primer caso que se informa en la literatura médica de una mujer transgénero que logró amantar a su bebé. Según los especialistas, los efectos adversos que podrían llegar a aparecer más tarde se desconocen.

Sin embargo, si se demuestra que el tratamiento es seguro y eficaz, podría beneficiar a los bebés de otras mujeres transgénero, así como a las mujeres que adoptan o que tienen dificultades con la lactancia.

Por otro lado, aún no se ha analizado la leche materna de la mujer, por lo que no se sabe si tiene la misma composición nutricional de la leche materna que se produce sin ningún tipo de estimulación hormonal. Por esta razón ,la doctora Madeline Deutsch de la Universidad de California, San Francisco, recomienda descartar esta práctica por el momento.

Si bien los beneficios de la lactancia materna para el bebé son evidentes, el impacto que podría llegar a tener este tipo de tratamientos en el futuro podría afectar al bebé, como por ejemplo en su coeficiente intelectual.

La doctora Deutsch es una mujer transgénero que tiene un bebé de 6 meses que es amamantado por su esposa, quien fue su madre gestacional. “Estoy muy triste por no poder amamantarla y, al mismo tiempo, no consideré hacer esto por las razones anteriores”, comentó la especialista.

Mira también:  Dentición

¿Qué opinas? Déjanos tu comentario más abajo.

Deja un comentario