Un niño de 4 años va a donar su médula ósea para salvarle la vida a sus hermanitos de 4 meses

El pequeño Michael dice que se siente como un “superhéroe de la vida real”. Su valiente gesto le permitirá a sus hermanitos mellizos poder seguir con vida.

Un niño de 4 años va a donar su médula ósea para salvarle la vida a sus hermanitos de 4 meses

Un niño estadounidense de 4 años llamado Michael Pownall ha acaparado los titulares de los medios y las redes sociales alrededor del mundo. Y es que va a donar su médula ósea a sus hermanitos gemelos de 4 meses, Santino y Giovanni que se encuentran internados en el Hospital de Niños de Filadelfia desde que nacieron.

Una condición genética muy rara

Los bebés tienen una condición genética muy rara llamada enfermedad granulomatosa crónica, que solo afecta a una de cada 500.000 personas al año.

La enfermedad daña el sistema inmunológico del cuerpo exponiéndolo a diversas infecciones causadas por ciertas bacterias y hongos entre otros patógenos.

El gran gesto de este pequeño valiente

Desde que conocieron los resultados de las estudios de compatibilidad con sus hermanos, Michael no deja de repetir: “Soy un superhéroe de la vida real, voy a salvar a mis hermanitos”, comentó su madre a Fox News

Su madre dice que cuando le preguntaron a si hijo si quería hacerlo, no lo dudó. Su reacción inmediata dejó boquiabierto a todos. “Podría haber dicho, ‘No, mamá, estoy muy asustado, y no quiero'”, comenta la señora Pownall “Pero él está dispuesto a hacerlo y es nuestro superhéroe de la vida real”.

La familia necesita recursos para costear los gastos

La hermana de Pownall, Casey, ha creado una página en GoFundMe para recaudar fondos. “El dinero que estamos recaudando para la familia los ayudará a superar este momento terrible (meses en el hospital) y espero poder ayudarlos a restablecerse”.

“Ellos estaban por mudarse pero tuvieron varios problemas cuando los niños fueron diagnosticados con la enfermedad. Ahora se quedan en la casa de su familia pero necesitan estar en un lugar propio para llevar a los bebés después del trasplante”.

Mira también:  Desarrollan una camita que reduce el riesgo de muerte súbita del bebé

“También necesitarán una automóvil para ir y venir de todas las visitas al hospital y las consultas posteriores al trasplante que durarán al menos un año. Además utilizaremos el dinero para hacer unas pulseras y lanzar un posible evento [para concientizar sobre la enfermedad]” dijo Casey.

Hasta el momento, la familia recaudó aproximadamente el 50% de los 50.000 dólares estadounidenses que necesitan. “Si puedes, por favor comparte y dona aunque sea 5 dólares”, escribió Casey. “Si todos ayudamos para que alcancen este objetivo la familia podrá vivir una vida normal”.

Deja un comentario