El niño de 17 meses

El niño de 17 meses

Motricidad

Tu hijo camina cada vez más con mayor seguridad. Intenta patear una pelota y puede sortear obstáculos. Le fascinan las cosas con botones para apretar o perillas para girar. No dejes a su alcance aparatos que tengan este tipo de botones, a excepción de sus propios juguetes.

Lenguaje

Su producción oral ha mejorado notablemente. Pide las cosas por su nombre, aunque sea con monosílabos y se ayuda señalando. Intenta que nombre los objetos, como si no entendieras que pide para estimular más su lenguaje.

Juegos

Tu hijo comenzará a diferenciar sus juguetes de los demás elementos de su ambiente. Clasifica sus propios juguetes y si le has enseñado los colores puede ser capaz de identificarlos por ese parámetro.

Conducta

Puede manifestar claramente lo que desea y lo que no. Muchas veces confrontará sus deseos con los tuyos. Suelen tener períodos negativos y que a todo la respuesta sea NO.
Nota perfectamente el tono de tu voz cuando estás aprobando o no sus acciones y aunque es pequeño, mide hasta donde puede imponerse. No viene mal en esta etapa comenzar a utilizar un NO firme, para lo que no debe hacer o lo que no le está permitido. Puede querer objetos y tironear para que se los des, es el momento de enseñar el “Por favor” y el “Gracias”.

Alimentación

Recuerda que el niño debe comer lo mismo que el resto de la familia. Eso le ayudará en el futuro a apreciar la variedad y te dará la posibilidad de que tenga una comida variada. Insiste con las verduras, que son muy nutritivas y además mejoran el transito intestinal. Evita los dulces y las golosinas. Las frutas pueden reemplazar perfectamente un caramelo. Las cremas heladas y los postres para niños son adecuados pues están enriquecidos con vitaminas y minerales.

Mira también:  Caprichos y berrinches: ¿Cómo resolverlos sin caer en la violencia?

Sueño

El despliegue de actividad hará que necesite dormir su siesta, quizás por la mañana y por la tarde. Muchas veces, estará tan cansado que le costará dormir. Ten paciencia y acompáñalo un ratito hasta conciliar el sueño. Lo necesita.  Por la noche, repite la rutina de lectura que has estado aplicando. Si el niño ha aprendido a dormir,  se quedará tranquilo con sus juguetes preferidos o su chupete. Intenta acostumbrarlo a dormir a la misma hora todos los días.  Las irregularidades pueden hacer que se desvele y no sea una noche tranquila para ti ni para tu pareja.

Control médico

Si todo va bien, no requerirá control médico hasta el próximo mes.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *