Una mujer da a luz en 3 minutos y sin ningún tipo de dolor

La historia del nacimiento de este bebé suena como un cuento de hadas y es el deseo de cualquier embarazada.

Una mujer da a luz en sólo 3 minutos y sin ningún tipo de dolor

Kat Smith, una mujer de 36 años especialista en cuidado infantil oriunda de Gloucester, Inglaterra, compartió recientemente la historia del nacimiento de su bebé en el periódico británico The Sun, dejando a todas las embarazadas boquiabiertas.

Esta mamá no sólo dio a luz a su hijo luego de 28 minutos después de salir de su trabajo, sino que tampoco sintió ningún dolor mientras nació su bebé cuando estaba en el baño hablando por teléfono con su esposo Nail.

Kate estaba nerviosa por el nacimiento de su tercer hijo. Los dos primeros tardaron 15 y 18 horas para nacer y temía que este bebé también tardaría lo mismo. Pero se equivocó.

“Me metí en bañadera para relajarme y salí con un bebé. No podía creerlo. No hubo dolor en absoluto, sólo un poco de presión y de repente mi bebé estaba conmigo en el baño. Todavía no puedo creerlo”, comentó la mamá.

“Mis dos primeros trabajos de parto fueron horribles, nunca creí que pudiera ser posible dar a luz tan rápido y sin dolor. Es como si nunca hubiera pasado”.

Las contracciones aparecieron cuatro días antes de su fecha probable de parto. Sólo sintió una ligera molestia y decidió salir de su oficina a las 10.45 am por si el trabajo de parto había comenzado.

“Sentí algunas ligeras sensaciones cuando desperté esa mañana y le dije a mi marido que estuviera atento por si acaso, pero pensé que esta molestia era de esperar ya que se estaba acercando mi fecha de parto. Ciertamente no sentía ningún dolor. Sabía que mi trabajo de parto tardaría tanto que no estaba preocupada”, dijo Kat.

A las 11:05 am, Kat entró en el baño y le envió un mensaje a un amiga para hablar con ella. Cinco minutos más tarde, mientras comenzaba a relajarse dentro de la bañadera, la cabeza de su bebé salió por completo.

Mira también:  El emocionante video de una cesárea de nalgas atendida delicada y amorosamente por el médico

“En ese momento no sentí ningún dolor, sólo sentí una presión en la parte baja y una necesidad de pujar. Mi cuerpo se hizo cargo y pujó “, agregó la mamá.

Fue entonces que llamó inmediatamente a su marido.

“Tomé el teléfono y llamé a mi esposo y le dije, ‘¡La cabeza está afuera!'”.

Neil llamó inmediatamente a una ambulancia y cuando Kat dejó el teléfono y empujó por segunda vez su bebé salió por completo.

En ese momento, la amiga a la que había enviado un mensaje de texto llegó a su casa y se encontró con una imagen inesperada: su amiga con un bebé recién nacido en la bañadera. Por supuesto retrataron inmediatamente ese momento con la siguiente foto.

Tanto Kat como su bebé, al que llamaron Ryder, se encuentran en perfecto estado de salud. El pequeñín pesó 3.100 gramos.

“Fue una experiencia increíble, pero sentí pena por mi esposo que había estado en los demás nacimientos y se perdió todo esto”, dijo Kat.

La pareja fue trasladada al hospital para que la mamá terminara de expulsar la placenta y ahora es una familia de cinco integrantes muy feliz que se está poniendo al día por la inesperada y rápida llegada del pequeñín.

Deja un comentario