El niño de 31 meses

El niño de 31 meses

Motricidad

Tu hijo ha comenzado a dibujar mejor. Toma los lápices de colores y los crayones entre el pulgar y sus dedos con mucha precisión. Por esta razón en sus dibujos comenzarán a aparecer formas como círculos, lineas y curvas. Asegúrate de comprarle hojas de papel grandes y lápices o crayones de diversos colores, y recuerda que es importante que estés al lado suyo mientras dibuja, aunque sea por un tiempo.

Lenguaje

Acostúmbralo a pedir “por favor” y a aceptar con “gracias”. Felicítalo cada vez que lo haga, lo estimulará a hacerlo habitualmente. Además en esta etapa ya puede prestar atención a los estados de ánimo de las personas, y podrá darse cuenta cómo estas ?palabras mágicas? tienen un efecto positivo en el otro. En esta etapa está preparado para reconocer algunas letras y números.

Juegos

¡A despegar o a navegar! Como su imaginación crece día tras día es una etapa ideal para crear barcos y naves imaginarias. Utiliza el sofá de tu casa y dale algún objeto circular (por ejemplo un plato de plástico) para que lo utilice como el comando de una nave espacial o el timón de un gran barco. Incentívalo a recorrer los planetas más lejanos o a buscar tesoros en las islas más inhóspitas.

Conducta

Su curiosidad es cada vez mayor y cuestionará todas las reglas del hogar y de su crianza. Pero ten paciencia, sólo tendrás que responderle una y otra vez lo mismo. No te preocupes si se ensucia y es desordenado, es común a esta edad y también muy sano.

Alimentación

Si asiste a un jardín de infantes tal vez le enseñen a compartir la merienda con sus compañeros y a no pedir otra galletita antes de terminar la anterior. Además le reafirman el hábito del lavado de dientes.

Mira también:  Una papá bañándose con su hija de 2 años genera polémica en Internet

Sueño

Tal vez escuches a tu hijo hablar solo en su habitación antes de dormirse. No te preocupes, lo hace con su “amigo imaginario”. Esta es la etapa del pensamiento mágico y puede durar hasta los seis años. Generalmente aparece en niños que no tienen hermanos. Proporcionan consuelo a tu hijo ya que pueden hacerlos pasar por responsables de las travesuras que hubieran preferido no haber hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *