Calostro: 5 datos sorprendentes que deberías conocer

El calostro es el primer alimento del bebé y contiene propiedades tan maravillosas que seguramente te sorprenderán.

Se llama calostro a la “primera leche” que produce la mamá con la que amamanta al recién nacido durante los primeros días después del parto. Por su color amarillento y por todas sus propiedades benéficas se lo conoce también como “oro líquido”.

Este alimento está compuesto por anticuerpos, agua, proteínas, grasas y carbohidratos que el recién nacido debe recibir para satisfacer sus necesidades nutricionales e inmunológicas durante los primeros días de vida.

A continuación te contamos estos datos increíbles y sorprendentes sobre este súper alimento para el bebé.

Muestra de calostro (izquierda) y leche madura (derecha).

1. El calostro comienza a producirse mucho antes de lo que crees

Inmediatamente después de quedar embarazada, las glándulas mamamarias comienzan a desarrollarse. Esa es la razón de la sensibilidad que se experimenta en los senos como uno de los tantos síntomas de embarazo.  Durante el segundo trimestre de la gestación, estas glándulas ya estarán listas para comenzar a producir calostro, llegando incluso a producir tanta cantidad que muchas mujeres suelen tener pérdidas aunque aún no estén cerca la fecha probable de parto.

2. El calostro es la “primera vacunación” del bebé.

El calostro es la primera inmunización que recibe el bebé. La Liga de la Leche señala que contiene grandes cantidades de células vivas que protegen al bebé contra muchas bacterias y virus con las cuales la madre ha entrado en contacto y que pueden provocar enfermedades. El valor de su concentración inmunológica es mucho mayor que el de la leche madura.

Además, el calostro es una sustancia muy rica en leucocitos, que son glóbulos blancos que atacan a los virus y bacterias. También contiene inmunoglobulina A (IgA), un anticuerpo que protege al niños contra todo tipo de gérmenes que pueden atacar las mucosas del bebé en zonas como la garganta, los pulmones y el sistema digestivo.

Mira también:  10 comidas simples, rápidas y nutritivas para la lactancia

3. El calostro ayuda al recién nacido a eliminar el meconio

El calostro actúa como un laxante natural que ayuda a expulsar el exceso de  bilirrubina del bebé a través del meconio: la primera deposición del bebé de color verde oscuro y consistencia viscosa. La eliminación de la bilirrubina es importante ya que esto ayuda a prevenir la ictericia fisiológica del recién nacido.

4. El calostro es nutricionalmente perfecto y fácil de digerir

El calostro es todo lo que el niño necesita durante sus primeros días de vida a nivel nutricional y como ingesta de líquidos. Es un alimento muy rico en proteínas, bajo en azúcar, y de menor contenido graso que el de la leche madura. De acuerdo a la Liga de la Leche, esta sustancia es extremadamente fácil de digerir y todas estas propiedades lo convierten en el alimento perfecto para todo recién nacido.

5. El calostro cubre el intestino del bebé con una capa protectora

El aparato digestivo del bebé recién nacido no está completamente desarrollado. Su sistema digestivo es muy poroso y por esta razón se vuelve más vulnerable ante cualquier agente extraño. Pero el calostro interviene sellando el tracto gastrointestinal con una barrera que impide el ingreso a sustancias dañinas, sensibilizando por otro lado al bebé con los alimentos que la madre ha ingerido.

Deja un comentario