Arrebató la custodia de su hija a su ex esposa médica utilizando el COVID-19 como excusa

Ella lucha constantemente por proteger a sus pacientes y cuidarse para no contagiar a su hija. Sin embargo, él se aprovechó de esta situación.

Arrebató la custodia de su hija a su ex esposa médica utilizando el COVID-19 como excusa

Actualmente, debido a la pandemia provocada por el COVID-19, son millones los médicos que se enfrentan al virus, defendiendo la vida de sus pacientes, e intentando encontrar una solución para la situación. Lamentablemente, muchos se han visto afectados, tanto al enfermarse como al tener problemas familiares, cosa que ocurre en este caso.

Una decisión egoísta

En los últimos días se ha dado a conocer la historia de Theresa Greene, una madre soltera de Estados Unidos que actualmente habita en Miami. Hace mucho tiempo que se ha separado del padre de su hija, Eric Greene, y aunque creía que ya todos estaba acordado con este con respecto a la custodia de su hija, ha acabado siendo tomada por sorpresa por la decisión del mismo. 

Theresa es una doctora comprometida con su trabajo, siempre ha estado atenta a sus pacientes y nunca ha incumplido alguno de sus turnos en el hospital para el que labora. Al igual que todos los profesionales de salud del mundo, ella también se ha visto agobiada por la pandemia que está ocurriendo en la actualidad, cumpliendo turnos mucho más largos, atendiendo a una gran cantidad de pacientes infectados y exponiéndose constantemente a enfermarse con el COVID-19.

Ante esta situación, su esposo ha solicitado, a un jurado del estado, la custodia total de su pequeña de 4 años, alegando que, como la madre está en constante exposición al virus, su hija también podría verse afectada. El jurado no ha dudado en aprobar la solicitud del hombre, sin embargo, antes ha aclarado que esta acción se debe únicamente a la situación con el COVID-19, y por lo tanto, es temporal. 

Mira también:  Alemania exigirá a infectados de COVID-19 un “certificado de inmunidad” para salir del aislamiento obligatorio

La preocupación de una madre que extraña a su hija

Al enterarse de esta situación, Theresa se ha visto realmente afectada, debido a que ahora no solo debe lidiar con la pandemia y con los estrictos cuidados para no contraer la infección, sino también con la distancia que existe entre ella y su ser más amado. 

En una entrevista, la madre ha expresado su preocupación con las siguientes palabras:

“Me siento devastada, siempre he sido muy cercana a mi hija. Para ella, el hecho de estar moviéndose entre la casa de su padre y la mía había sido muy duro, pero ahora, al no poder verme mientras dure esto, va a verse aún más afectada y va a creer que la abandoné. Yo suelo ser muy cuidadosa con los protocolos de seguridad a seguir, siempre utilizo los equipos de protección, y en casa realizo desinfecciones todos los días, ¡creo que es una decisión muy cruel de su padre el separarme de ella por mi situación de doctora!”.

Una situación legal que podría tener efecto sobre el campo de la salud

Actualmente la situación es de gran preocupación para los abogados implicados en el caso y para los expertos en el área jurídica, dada la posibilidad de que este escenario se repita con otros profesionales del área de la salud, afectando su desempeño al combatir la pandemia.

Afortunadamente para Theresa, la custodia de su hija no le será completamente arrebatada, ya que podrá seguir hablando con esta y, una vez termine la crisis provocada por el COVID-19, podrá recuperar todo el tiempo perdido.

Mira también:  La vacuna para el COVID-19 podría aplicarse en forma de aerosol nasal

Deja un comentario